ERIK SOLHEIM ROCHA
9 de marzo de 2016 / 07:07 a.m.

Monterrey.- El Congreso local avaló reformas a la ley para la Promoción de Valores y Cultura de la Legalidad que obligará a los servidores públicos a no decir 'palabrotas' en sus eventos, incluyendo al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón.

Con 40 votos a favor, los legisladores aprobaron por unanimidad las reformas a diversos artículos de dicha ley.

El Artículo 3 establece: "El Estado por medio de los Servidores Públicos fomentará el correcto uso del lenguaje, evitando el uso inapropiado del mismo en actos oficiales, lo cual en caso de ser violentado deberá ser sancionado conforme a esta Ley".

Para controlar el cumplimiento de la normativa se crea un consejo que revisará a los funcionarios encabezado por el gobernador. A este último se le obliga a mantener una actitud ejemplar al respecto y hacer recomendaciones en caso de ser necesario.

La iniciativa fue presentada el pasado 8 de febrero por el diputado del PRI Eugenio Montiel y fue inspirada después de un discurso que emitió el gobernador a niños de primaria con palabras altisonantes.

En el dictamen faltaron dos votos, uno del diputado del PRI, Gabriel Tláloc Cantú, ya que se encuentra incapacitado, y de la Coordinadora de la bancada independiente, Karina Barrón, que al momento de la votación se encontraba ausente.

Una vez avalada por los diputados, estará en manos del poder ejecutivo publicar los cambios en el Periódico Oficial del Estado, de no hacerlo, será un veto más por parte del gobernador.