erik solheim rocha
18 de enero de 2016 / 04:40 p.m.

Monterrey.- Las mayorías en el congreso local coincidieron en que dejarán en “visto” al Gobierno del Estado si envían una nueva iniciativa de Ley de Participación Ciudadana sin la figura de revocación de mandato.

Tras la polémica que ha generado el veto, los legisladores amagan con volver a votar la ley, a pesar del riesgo de una controversia constitucional que “congelaría” por meses o incluso años la Ley de Participación Ciudadana.

“Y la otra iniciativa se daría por vista simplemente, pero no puedes empezar a ver la otra iniciativa sin haber desahogado el veto primero, ellos (el Gobierno del Estado) lo vetaron y tenemos que concluir el proceso”, señalo, Arturo Salinas, Coordinador de los diputados del PAN.

“El tema principal es que no quiere cumplir su promesa… y yo le vuelvo a pedir al gobernador de manera respetuosa que no nos mande su iniciativa de ley, si nos la manda lo más seguro es que se quede en la congeladora”, dijo el coordinador de los diputados del PRI, Marco González.

Los diputados exhortaron al gobernador a cumplir su compromiso de campaña y someterse a la revocación de mandato.

“Como es posible que en campaña no solamente prometiste sino firmaste que te ibas a ejecutar una revocación de mandato, y el día que el legislativo te da la figura legalmente dices que no, que es inoperante e inconstitucional”, cuestionó, Samuel García, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano.

“Con estos cuatro vetos que llevamos a la fecha yo calculo que en esta legislatura va a haber, así como vamos, más de 20 vetos… a lo mejor va a ser el gobernador de vetos y va a romper records de vetos”.

Voy a traer yo un cronograma ya con las promesas de campaña que hizo Jaime para ya pedirle al gobernador que le ponga fecha”, concluyó el diputado.

El Gobierno del Estado anunció el fin de semana que enviarán al Congreso una nueva iniciativa de Ley de Participación Ciudadana que no incluye la revocación de mandato, y esta última se propone sea agregada en la Ley Electoral.

Las bancadas mayoritarias en el congreso insisten en que el Gobierno del Estado elija a un nuevo interlocutor entre Estado y diputados, ya que presagian conflictos en el próximo periodo.