29 de octubre de 2014 / 03:35 a.m.

Monterrey.- El Congreso local lanzó este martes un llamado al Gobierno del Estado, la Procuraduría y a los municipios para que pongan en alerta a sus corporaciones de seguridad, ante la nueva ola de violencia que golpea a Nuevo León, luego del atentado a balazos en contra del líder de la CNOP de Monterrey, José Humberto Reyes, que dejó tres personas sin vida.

La propuesta fue hecha por el diputado local del Partido Acción Nacional, Enrique Barrios Rodríguez, quien al hacerlo señaló que "la realidad de la inseguridad le está dando una bofetada al Gobernador" que días antes se había jactado de que ya no había inseguridad en Nuevo León y se vivía en una "paz excepcional".

"Yo siempre he dicho que la realidad, cuando uno la niega, siempre viene y te golpea de frente, cuando uno niega las cosas la realidad siempre sale a la luz y te exhibe, en días pasados estuvo aquí el gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, afirmando que el tema de la inseguridad había quedado atrás, y que vivíamos hoy en una paz excepcional, y que atrás había quedado lejos el espectro o el fantasma del crimen organizado deambulando en la zona metropolitana...

"Pues bien, la realidad que no perdona le dio el día de ayer una bofetada al Gobernador, materializándose esta bofetada en estos hechos... Me preocupa, espero que no sea el inicio de una nueva ola de inseguridad provocada porque el Procurador está en campaña y el gobernador ya celebra como un hecho que ya libraron la inseguridad y bajaron la guardia".

Sin embargo, el legislador panista también cuestionó la inacción por parte del Centro de Coordinación Integral, Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C5) y de la Fuerza Civil, que regularmente vigila Morones Prieto y las principales avenidas de la entidad, incluso la inacción del procurador: "estaba comiendo a esa misma hora, ahí a unos metros en el restaurante el Mirador con todos sus escoltas y sus camionetas blindadas.

"No se puede tener seguridad si el Procurador está en campaña, y les dije que tarde o temprano les iba a cobrar la factura, no se puede tener paz y seguridad si el gobernador está festejando y bajando los brazos diciendo que ya la libró...

"Me preocupa mucho lo que pasó porque pese a que tenemos la Fuerza Civil, la Policía Fuerza Civil no los vio, no los persiguió y no los atrapó, pero ningún otra corporación, el C5 no hizo la llamada de alerta para cerrar las carreteras, las salidas, a Santa Catarina, a Santiago, a Laredo, el C5 ni se enteró... Me alarma que la Policía Ministerial que es tan eficiente para detener estudiantes que cuelgan lonas, no hubiera visto el convoy de sicarios, y me llama la atención que Fuerza Civil que vigila todos los puentes de la zona metropolitana para evitar que unos muchachos cuelguen una lona, no estaba vigilando Morones Prieto como vigila todos los días", dijo.

El punto de acuerdo no fue bien visto por los legislador locales del PRI, quienes vieron en él, golpeteo político contra el Gobierno, por lo que exigieron que se incluyera en el exhorto a los 51 municipios, lo que al final fue aceptado por el legislador local panista, y el punto de acuerdo se aprobó por unanimidad.

"No se vale venir a esta tribuna y jugar mientras está el dolor de los familiares de los difuntos y con la persona que está grave casi falleciendo que es líder de la CNOP, que no es del PRI, es una organización afín al PRI.

"Qué lástima que no exhorten al procurador a que dé celeridad al caso Belden donde hay responsables de Acción Nacional involucrados, como no piden que se resuelva ese rubro tan grave, por qué no lo exigen igual", dijo desde la tribuna Alberto Serna de León.

Este lunes, hombres armados interceptaron y abrieron fuego en múltiples ocasiones con armas de alto poder el vehículo en el que se trasladaba el líder sindical junto a otras tres personas, quienes murieron en el lugar, mientras que José Humberto Reyes se debate entre la vida y la muerte.

FOTO: Archivo

REYNLADO OCHOA