FRANCISCO ZÚÑIGA
19 de agosto de 2016 / 05:55 p.m.

MONTERREY.- Las cuentas públicas del 2013 y 2014 del gobierno de Rodrigo Medina serán rechazadas y turnadas a la Auditoria Superior del Estado, para que esta entidad determine si existe alguna responsabilidad penal o administrativa de parte del ex mandatario, y se le sancione en caso de que proceda.

Eugenio Montiel Amoroso, presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso Local, explicó que existen irregularidades que en algunos casos llegan a los 50 millones de pesos en varias dependencias estatales.

El próximo lunes se reunirán con los diputados para explicar el motivo de la negativa de los dictámenes improcedentes.

Entre las cuentas públicas rechazadas están las del Gobierno Central en los años 2013 y 2014, el Instituto de Control Vehicular, Sintram, Fidesur, Simeprode, Isssteleón, entre otras, señaló el legislador.

Sobre las cuentas públicas aprobadas, Montiel Amoroso puntualizó que aunque tengan algunas irregularidades, éstas no implican posibilidad de desvío de recursos, por lo que se pueden autorizar.