22 de enero de 2014 / 03:15 p.m.

Monterrey.-  Con un poco de paciencia y costumbre, los clientes podrán utilizar sin ningún problema la nueva tarjeta de Pago Programado, que lanzó hace apenas unos días la Comisión Federal de Electricidad.

Y es que, a decir de la paraestatal, se trata de un mecanismo sencillo y funcional que ofrece algunas ventajas, pese a los "peros" que algunos usuarios le han puesto.

"Tomar en cuenta que es un sistema nuevo, que es un sistema moderno, donde hay interacción y donde entra la parte del equipo de medición", comentó Luis Antonio Ordaz Ledezma, subgerente comercial de CFE.

El funcionario explicó que el proceso es sencillo y sólo es cuestión de que la gente se familiarice con el uso del documento plástico.

"Como todo sistema nuevo implica, pues, un proceso de aprendizaje, que seguramente esto se va a ir subsanando con la interacción que podamos tener con nuestros clientes", aseveró.

Entre algunos otros beneficios del uso de la tarjeta, el cliente podrá controlar directamente el servicio y el consumo, además de fijar sus propias fechas de corte y pago.

Además, en caso de suspensión del servicio, la persona puede reconectarse sin costo después de hacer el pago. El medidor está programado para proteger los aparatos eléctricos en caso de variaciones bruscas en el voltaje.

"El cliente elije la fecha de vencimiento. Ahorita el cliente elije si quiere que su consumo se le venza el día 5, 10, 15, 20 o el día 25", dijo Orzad Ledezma.

El funcionario explicó brevemente la utilización del plástico, que debe ser colocado sobre el medidor solamente una vez, durante un momento, al tomar la lectura y después de hacer el pago.

"Estamos hablando de que alrededor de 15 segundos es el tiempo que debe estar la tarjeta en el medidor y una vez que el medidor nos indique la leyenda actualizado ya podemos retirar la tarjeta", agregó.

Mediante algunos folletos, la CFE precisa que el nuevo sistema de pago programado no es obligatorio; es voluntario y gratuito, además de que no se eleva la tarifa.

El costo del que se han quejado algunas personas es el que aparece sólo en el primer recibo, pero se trata de un depósito de garantía, cuyo monto pertenece al usuario.

De un universo de alrededor de 400 mil medidores digitales en el área metropolitana, cerca de 75 mil ya operan con este nuevo sistema de pago, dijo Luis Antonio Ordaz.

 Agustín Martínez