13 de mayo de 2014 / 06:24 p.m.

Monterrey.- Este martes se dará a conocer la elección del nuevo presidente interino de Cementos Mexicanos (Cemex), esto tras de la muerte de Lorenzo Zambrano, informó el titular del consejo de administración de Grupo Internacional de Inversiones, Alberto de la Garza.

En cuanto al candidato más visible que podría suceder a Zambrano dijo "que nunca se tuvo un plan por lo que es una incógnita y habrá que esperar la elección del Consejo de  administración de la cementera". 

"El consejo de administración de Cemex ahorita ya se va a reunir para ver interinamente quién va a sucederlo y luego de manera tranquila escoger al siguiente presidente del consejo y director general", declaró.

Desde el fallecimiento de Zambrano, la compañía no ofreció detalles sobre un posible sucesor o el proceso para llevar a cabo la transición.

 

"No hay mucha información de si existe un plan de sucesión, lo que procede es que el consejo se reúna y se nombre a un director general y a un presidente, y no necesariamente tiene que ser la misma persona", dijo un analista que pidió anonimato.

Zambrano, quien fue nombrado director general en 1985, unificó en la práctica los dos puestos al asumir el cargo de presidente del consejo en 1995.

Algunos analistas hicieron sus apuestas entre quienes ocupan actualmente cargos directivos como Juan Pablo San Agustín, vicepresidente de Planeación; Fernado González, vicepresidente de Finanzas y Administración; Juan Romero, presidente de Cemex México; Jaime Elizondo, presidente de Cemex Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, y Francisco Garza, asesor de la compañía.

"Yo espero que el cargo sea ocupado por alguien que ha hecho operaciones globales en Cemex o que haya ocupado un cargo en varios países", dijo Carlos Peyrelongue, analista de Bank of America Merrill Lynch.

La decisión representa un reto mayor porque la participación accionaria está muy atomizada y los familiares y directivos solo poseen en su conjunto algo menos del 5 por ciento de la empresa.

Cemex renegoció en el 2009 alrededor de 15 mil millones de dólares de su deuda con sus bancos acreedores, luego de la compra de la australiana Rinker y la caída mundial en la demanda de cemento.

Pero desde entonces la compañía ha hecho malabares para refinanciar sus pasivos y reducir su exposición con los bancos.

Zambrano, quien a sus 70 años dijo hace pocos días que no tenía previsto dejar el cargo porque aún tenía mucho por hacer, había sostenido recientemente que lo peor de la crisis ya había pasado y que era tiempo de empezar de nuevo a salir de compras.

Las acciones de Cemex soportaban el peso del anuncio del fallecimiento al ganar 0.12 por ciento en la bolsa mexicana a 16.52 pesos, a las 12.32 hora local.

Agencias