7 de agosto de 2014 / 02:24 a.m.

Mina.- A mediados de 2013 el estado de Nuevo León propuso que el Penal de Mina fuera incluido en el Programa Federal de Penales de Alta Seguridad para que fuera el Gobierno de la República el que aportara los recursos, pero desde entonces están esperando una respuesta.

Debido a que en esta cárcel pretenden trasladar a los reos de alta peligrosidad, relacionados con narcotráfico y delincuencia organizada principalmente, es decir unos 3 mil de los 9 mil que hay aproximadamente el Estado vio la posibilidad de transferir la responsabilidad a la federación.

Los recursos aún se siguen gestionando, informó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz quien probablemente no vea terminada la obra durante su gestión.

"Va avanzando, estamos en coordinación con el Gobierno Federal, estamos en la última etapa para que esto pueda transferirse al Gobierno Federal y que se concluya por parte de la administración del presidente Peña", mencionó.

El Gobierno del Estado ya invirtió 350 millones de pesos en la construcción del camino de acceso, la barda perimetral, un edificio de talleres y el estacionamiento como parte de una primera y segunda etapa. Sin embargo la cifra total para la construcción era de aproximadamente tres mil millones de pesos.

"Se ha invertido en dos etapas, la primera de 100 millones de pesos y 100% terminada, la segunda 250 millones de pesos que lo que corresponde a esa etapa está terminado y estamos en  las últimas libranzas para hacer llegar la energía eléctrica al Penal de Mina, son 350 millones de pesos y estamos a un 98 por ciento de esas etapas", explicó Luis Gerardo Marroquín Salazar, secretario de Obras Públicas.

Mientras la sobrepoblación persiste en los penales de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico, la zona donde se construye el penal de Mina se encuentra sola pues no hay movimiento de trabajadores debido a la falta de recursos.

 FOTO: Archivo

SANDRA GONZÁLEZ