MILENIO DIGITAL/ESTHER HERRERA
4 de julio de 2015 / 10:36 a.m.

Monterrey.- Pese a que la economía de la República Mexicana no crece más allá del 2.5 por ciento anual, y a la aplicación de mayores impuestos, la industria de las bebidas, refrescos y botanas o snacks sigue expandiéndose y mostrando un alto potencial para aquellas empresas extranjeras que quieren incursionar en el ámbito.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los snacks fritos generan en México un mercado cuyo valor asciende a 62 mil 758 millones de pesos, que corresponden a una producción de 22 mil 558 toneladas, generando tres mil 700 empresas formales en el sector.

Al cierre del año 2014, en el país se consumieron en promedio 157 mil toneladas de papas fritas al año, siendo Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México donde se venden más estos productos; entre las tres ciudades se cuenta con aproximadamente 30 millones de consumidores con capacidad adquisitiva.

Según datos de ProColombia, organismo que identificó a México como un destino con alto potencial para la exportación de estos productos, un 97 por ciento de los hogares en México consumen alimentos de esta categoría, generando ventas de más de 41 mil millones de pesos al año, es decir, unos tres mil 153 millones de dólares.

ProColombia ubica a México como un mercado que está en constante crecimiento si se tiene en cuenta que el consumo aumentó en 40 por ciento entre 2007 y 2012.

En términos de consumo, un estudio de Mildward Brown señaló que la población mexicana ha optado por consumir comida rápida, tendencia que ha aumentado las ventas de papas fritas en paquete.

Además, los mexicanos consumen hasta dos veces por semana productos como papas. El mismo estudio concluye que los hombres de entre 25 y 35 años son los principales adeptos.

ProColombia indicó que del valor total importado en el mundo, México se ubica en el sitio 17, con una participación del 2.3 por ciento y un valor de 47 mil millones de dólares, cifra que corresponde a 2013.

Mientras que Estados Unidos es el principal proveedor de productos de papas en chips a México, con una participación del 99 por ciento. En 2013, sus ventas al mercado mexicano aumentaron en 44.1 por ciento, al pasar de 33 mil a 47 mil millones de dólares.

En tanto, Francia es el mayor comprador de papas en chips del mundo, con un valor de 223 mil millones de dólares, equivalente a 130 toneladas durante 2013.

ProColombia, entidad encargada de promover las exportaciones, la inversión y el turismo, mencionó que los canales de distribución para papas chips en México son los supermercados, tiendas de abarrote independiente (tiendas de la esquina) y las tiendas de conveniencia.