JOEL SAMPAYO CLIMACO
4 de octubre de 2016 / 07:19 p.m.

VILLALDAMA.- En medio de una tormenta de rumores e información contradictoria, un avión Cesna 206 repleto de combustible desapareció entre las montañas al norte de Nuevo León. Después de un rastreo por aire y tierra, el destino de la avioneta se ha convertido en un misterio.

Poco antes de las doce del mediodía de este martes, el monomotor matrícula xb-iku, donde viajaban el piloto Gustavo Montes de Oca y el pasajero Héctor Ramírez, despegó del Aeropuerto Internacional del Norte para emprender un vuelo local, según su reporte ante el Seneam, Servicio para la Navegacion en el Espacio Aéreo Mexicano, que documenta los planes de vuelo, la identidad del piloto y sus pasajeros y las características de la aeronave.

Un vuelo local tiene origen y destino a la misma terminal aérea… el capitán notificó tener combustible suficiente para seis horas de vuelo, pero que estimaban regresar cuatro horas después de su salida.

Tras el despegue, el piloto se reportó a la torre de control cuando se hallaba a unos 18 kilómetros del aeropuerto, sobre la Sierra de Gomas, una cordillera de 62 kilómetros de longitud que hermana los municipios de Salinas Victoria y Bustamante, con elevaciones de hasta 2 mil 200 metros sobre el nivel del mar, similares a la sierra de la eme.

Al no regresar ni reportarse a la hora prevista, las autoridades aeronáuticas esperaron media hora más, tal como lo establecen los protocolos, antes de lanzar una alerta para iniciar la búsqueda.

Varios helicópteros emprendieron la búsqueda sobre la posible ruta del avión hasta el sitio donde tuvo su última comunicación. Las zonas están flanqueadas por varias formaciones montañosas y suaves lomas, además de algunas cañadas y abundantes planicies que pudieron ser usadas exitosamente por algún piloto experimentado en caso que la aeronave hubiera presentado alguna falla.

Durante el intenso rastreo, no fueron vistos indicios que hicieran sugerir un accidente o un aterrizaje de emergencia; el avión simplemente desapareció.

Los Cesna 206 son especialmente apreciados por ganaderos, cazadores y personas que realizan actividades en el campo o en las montañas, y son capaces de aterrizar y despegar en pistas consideradas críticas. Su autonomía puede llevarlo a recorrer mil 300 kilómetros sin recargar.

Durante la jornada circularon varias versiones que indicaban el presunto hallazgo del avión, pero nunca ocurrió así. Es de esperarse un comunicado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para conocer su versión.