MILENIO DIGITAL
29 de agosto de 2015 / 02:23 p.m.

Monterrey.- Según la reforma electoral, los puestos políticos deberían ser ocupados por igual número de hombres y mujeres; sin embargo, en Nuevo León fueron asignados 26 hombres y 16 mujeres en el Congreso local.

En entrevista para Telediario, con Azucena Uresti, Marìa Elena Chapa, presidenta del Instituto Estatal de las Mujeres (IEM), mostró su indignación ante tal situación, asegurando que en el estado continúan violándose el derecho de igualdad y el derecho a la  no discriminación de las mujeres.

"... las diputaciones federales son una vergüenza, los que ya se van son 12 hombres y los que van a entrar son 10 hombres y dos mujeres".

Caso contrario ocurre con los regidores, de los cuales, de un total de 331, 273 son mujeres.

Sin embargo, la representante del IEM exhortó a las autoridades a modificar las leyes, así como aprobar la ley de no discriminación, que no se aprobó en los tres años de legislatura.

"¿Qué podemos hacer?, modificar nuestras leyes, entender que con un tercio de sindicaturas es insuficiente, entender que si no tipificamos el delito de violencia política nos vamos a quedar más rezagadas, aprobar la ley de discriminación que no se aprobó en los tres años de legislatura; un rezago inaudito, que a mi francamente me da mucha vergüenza", destacó.