30 de enero de 2014 / 07:30 p.m.

 

Guadalupe. En los primeros días de operación del sistema Ecovía, el municipio de Guadalupe advirtió que automovilistas, peatones e incluso vendedores ambulantes invaden los carriles confinados por los que circulan las unidades.

César Garza, alcalde de Guadalupe, señaló que la sociedad en general todavía se encuentra en un periodo de adaptación y sostuvo que es el precio que se debe pagar por tener un servicio de calidad, pero confió en que estos contratiempos concluyan a la brevedad.

"Sin duda es un proceso de aprendizaje, hemos detectado peatones, vehículos, vendedores que ingresan al carril confinado, esto es peligroso, pero además le quita velocidad al proyecto, que es una de sus ventajas.

"A los conductores de vehículos les ha ocasionado molestias, pero también hay que tomar en cuenta de que este es un precio de ajuste que tenemos que pagar para que cientos de miles de personas que esperaban el camión lloviendo, pues ahora van a tener servicios de primera calidad", puntualizó.

Acotó que durante el mes de febrero no se aplicará ninguna multa a los automovilistas que invadan los carriles, a manera de período de gracia para que se acostumbren a la Ecovía.

Por otra parte, exigió a los alcaldes de los municipios por donde pasa el sistema, Monterrey y San Nicolás, que se sumen al programa y destinen elementos de Tránsito para abanderar el paso de los camiones.

"Con todo respeto, creo que todos los municipios que estamos involucrados en la Ecovía tenemos que montar el operativo de tránsito y concientización a los ciudadanos, no se vale por razones políticas dejar el operativo al garete porque el que paga el precio de eso es el ciudadano", sostuvo.

 Luis García