11 de marzo de 2014 / 11:54 p.m.

Se estima que en el país unos 40 mil niños quedaron huérfanos porque sus padres murieron a consecuencia del crimen organizado.

Monterrey.- Para tener una cifra real de las víctimas indirectas del narcotráfico en Nuevo León y atenderlas, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz convocó a la población a que reporten los casos.

Luego que Telediario expuso la realidad que viven las víctimas, principalmente los niños huérfanos, el mandatario dijo que hay una responsabilidad del Ejecutivo de atenderlos.

A través del DIF Capullos y la Secretaría de Desarrollo Social se atenderá y canalizará a las instancias correspondientes a quien así lo solicite, aseguró.

"Sí hay que orientarlos a través del DIF y Desarrollo Social para que tengamos un universo definido, entre más gente se acerque y nos puedan evidenciar estos casos que se llegasen a presentar, pues podemos atenderlos en caso de que tengan una necesidad, pero efectivamente este es un tema que nos debe de interesar, importar a todos, empezando por el Gobierno".

La intención, dijo Medina de la Cruz, es que en la actual administración se logre tener información precisa acerca de las víctimas del narcotráfico como familias desamparadas.

"Nos gustaría mucho que así fuera, para ello necesitamos de la participación de la gente, nosotros revisaremos nuestras cifras, tenemos algunos datos por ejemplo de niños que han llegado con nosotros en distintas dependencias como puede ser también el mismo DIF Capullos que denuncian alguna situación de antecedente de un familiar de ellos que fue víctima o del crimen organizado, o que está detenido, o que fue abatido o muerto en algún enfrentamiento entre organizaciones criminales, pero quizá haya muchos otros que no, que no estemos enterados", dijo.

En cuanto a los apoyos económicos otorgados a los  niños que quedaron en la orfandad, como las becas de mil 200 pesos que entregará este miércoles la Secretaría de Educación consideró que es un esfuerzo en base al presupuesto que se tiene para ello.

No descartó que las becas estudiantiles puedan incrementarse conforme lo requiera la persona.

"Hacemos un esfuerzo en la medida del presupuesto que nosotros tenemos asignados para ello, pero veremos cada caso en concreto, algunas son becas totales, algunas son becas parciales, otros son apoyos para que puedan seguir estudiando, aquí hay que analizar caso por caso, expediente por expediente, y en la medida que podamos tener más información sobre casos que haya mayor necesidad de los niños o desamparo quizá de los mismos, no únicamente las becas, sino poderlos apoyar, quizá necesiten apoyo alimentario, quizá necesiten apoyo en un lugar en donde vivir adecuadamente o vestido, zapato, etcétera, hay que hacerlo pensando en el beneficio de ellos", explicó.

Se estima que en el país unos 40 mil niños quedaron huérfanos porque sus padres murieron a consecuencia del crimen organizado.

Sandra González