31 de agosto de 2014 / 11:03 p.m.

Monterrey.- El costo de la transición del transporte urbano de diésel a gas será asumido por los empresarios, afirmó el líder de la CTM, Ismael Flores, quien dijo que para efectuar la inversión se recurrirá a la deuda.

Probablemente se busque apoyo del Banco Mundial y del Gobierno Federal a través de Banobras con créditos.

"Eso tienen que asumirlo los mismo empresarios, los empresarios; los que invierten tienen que hacer los cambios necesarios, obviamente hay apoyos del Banco Mundial el gobierno Federal a través de Banobras puede hacer algunos programas, pero ahorita todavía no sabemos porque ahorita todo eso está en estudios."

"Se están viendo algunas alternativas tanto en carros como en camiones, no es de la noche a la mañana, se necesita estaciones de servicio. Yo creo que eso va gradualmente funcionando, pero les puedo decir desde ahorita."

Precisó que ese cambio con el que se pretende contaminar menos llevará un tiempo para que se cumpla al cien por ciento.

Al hablar de los aumentos de las tarifas se manifestó despreocupado ya que cada año se pide el ajuste a las tarifas, por el momento se descarta incrementar las tarifas del transporte para cubrir la inversión de los empresarios en el cambio de combustible.

La migración de las unidades de transporte público de diésel a gas, será a partir de noviembre, con 180 unidades de distintas rutas.

Uno de los beneficios que se esperan es la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera ya que las unidades de combustión con gas contaminan 98 por ciento menos.

El principal obstáculo será la  inversión en infraestructura, en las propias unidades de transporte y en la instalación de estaciones de servicio.

FOTO: GUADALUPE SÁNCHEZ

GUADALUPE SÁNCHEZ