22 de julio de 2014 / 12:29 p.m.

Monterrey.- Los Ramones ya es el municipio conocido a nivel mundial por ser la sede del proyecto presidencial más importante en materia energética.

Aún sin detonarlo, sus terrenos ya son atractivos para la compra-venta. Sobre todo aquellos cercanos a la construcción del gasoducto.

"No tengo el dato para decirte, pero aproximadamente más de 10 personas andan interesadas aquí, que yo sepa y conocidos me han dicho unas cinco seis personas, oye te encargo un terreno por aquel rumbo.

"Es puro terreno, es 'angostadero', como se le nombra aquí, es terreno deshabitado, terreno de monte y por ahí pasa. Hasta ahorita, que me estorbe una vivienda o equis, no", dijo el alcalde Los Ramones, Sergio Gómez.

Pero no solo hay interés en comprar, a través de internet, se intenta colocar la hectárea a un buen precio.

"El propietario de ese terreno ahorita tiene una urgencia económica por eso lo puso a ese precio y tiene las perspectivas de que más adelante esto va a valer más".

Quienes venden garantizan que la plusvalía de los lotes incrementarán su valor con el gas 'shale'.

"Inclusive le meto una carta de lo que es el proyecto de desarrollo ahí para que también se valore el proyecto que está por venirse con todas las exploraciones que están haciendo ahí por parte de Pemex".

La compra de terrenos, apenas en noviembre del 2013 se ofrecía por hectárea 60 mil pesos, pero en mayo de 2014 la cifra se duplicó, aumentó a 120 mil pesos.

Mientras que en su venta, tienen costo de 225 mil pesos, esto en julio de este año.

El municipio ya recibió la primer propuesta, una compañía de seguridad privada se instalará y generará empleo.

"Queda muy cerquita la frontera, Monterrey, tiene muchas vías por donde llegar y luego con lo del gasoducto  pues se acomoda.

"Tenemos agua, ahí pasa el acueducto, tenemos agua, tenemos gas, carreteras, autopistas, tenemos todo", dijo el alcalde de Los Ramones.

Con el temor de la actividad sísmica en la zona, varios de los habitantes de Los Ramones y de General Terán optaron por malbaratar sus tierras a inversionistas; principalmente en La Unión, La Brisa, El Llano, Ojo de Agua y La Corona.

FOTO: Raúl Palacios

JOSÉ PLATA