MARCELA PERALES 
3 de abril de 2017 / 07:51 a.m.

MONTERREY.- ¿Alguna vez las deudas le han quitado el sueño, o se ha quedado sin opciones para saldarlas? Hay personas que se aprovechan de esta situación y ofrecen soluciones inmediatas.

Son los llamados créditos milagro. En realidad se tratan de un fraude y se lo explicaré a continuación.

Se les conoce también como pseudo-financieras y generalmente sus ofertas son atractivas. Prestan millones aún estando en buró de crédito y sin comprobar ingresos. Su proliferación ha disparado los casos de fraude, pero los responsables, rara vez son detenidos, como lo muestran las estadísticas.

El equipo de Telediario se comunicó a una de estas empresas para solicitar un préstamo y se comprobó que la gestora de créditos otorga montos hasta de seis millones de pesos, sin aval, sin comprobante de ingresos y estando en Buró de crédito.

Ya solicitan endosada factura de vehículos, ya solicitan ir ante notario para dar un poder para que ellos puedan vender su casa, ya evolucionaron a algo más agresivo y complicado”, señaló el delegado de la Profeco en el Estado.

Tanto la Procuraduría Federal del Consumidor como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, coinciden en que los fraudes de las empresas gestoras de crédito, son un problema mayúsculo en la Entidad.

Pues se dedican a ofrecer préstamos a las personas, les piden el 10 por ciento para gastos de honorarios y al final, no les dan ni lo prometido, ni su dinero previamente gastado.

Raúl Montoya, delegado de la Condusef en Nuevo León, señala que estas personas lucran con la vulnerabilidad de aquel que necesita dinero y no tiene manera de obtenerlo con una institución bancaria.

Despiertan la emoción de las personas para captarlas en ese momento y es una condición humana que la emoción de obtener algo nos hace olvidarnos de la razón"

Los fraudes de gestoras de crédito incrementaron en un 100 por ciento del 2015 al 2016, al pasar de 228 a 455 denuncias presentadas en la Profeco, y en lo que va del año se tienen registrados 103 engaños.

En los tres años, solo ha habido dos personas detenidas por este delito.