milenio digital | eduardo mendieta
4 de diciembre de 2015 / 03:41 p.m.

Monterrey.- Aunado a la crisis de tener un gabinete acéfalo, a los regidores en contra y un paro de labores el lunes pasado, el municipio de Cadereyta se quedó sin director de Tránsito, luego de que el capitán Manuel Barella Cuesta renunció al cargo por presiones y "cochinadas" en su contra.

En entrevistas por separado, el alcalde de Cadereyta, José Santiago Preciado descartó algún hostigamiento alguno y que la dimisión del funcionario fue por cuestiones personales, sin embargo, Barella Cuesta dijo que no soportó los caprichos y presiones de Ángel Jaramillo, subdirector de Tránsito.

Incluso, el alcalde minimizó la situación de problemas en el municipio diciendo que todo está bien.

"No, no, si quieres luego nos vemos y platicamos..."
, respondió el munícipe.

¿Por qué hay tantos problemas en Cadereyta?

"¿Problemas de cuáles?", contestó.

Como la renuncia del director de Tránsito.

"Fue una renuncia como cualquier otra, no es ninguna situación de hostigamiento ni nada de eso, fue por cuestión personal, Jaramillo es el subdirector de Tránsito (no presionó a nadie)", dijo el munícipe.

¿Usted intentó presionar al director de Tránsito?, se le cuestionó al alcalde.

"En lo absoluto, de hecho me llevó la renuncia y platiqué con ellos, con el director de Tránsito y el de Seguridad", agregó. "Todo está bien, todo está tranquilo".

Por su parte, el ex funcionario de Vialidad dijo todo lo contrario, asegurando que no soportó los caprichos y "corajitos" del subdirector de Tránsito.

"No estaba de acuerdo de cómo estaban manejando la dirección de Tránsito, los oficiales estaban de acuerdo de que no estaba correcto.
Me pidió que entregara las llaves de la camioneta que traía yo y el celular que traía del municipio, ante esta situación, la verdad es que no voy a estar soportando caprichos y corajitos de estas personas y opté por presentar mi renuncia.

"No quiero que en algún momento me vayan a involucrar en algo, yo me comprometí con el alcalde a levantar la dirección de Tránsito y a ayudarlo, porque es lo que hemos hecho en este mes; me dio coraje que empiecen a actuar de esta manera, porque para mí fueron cochinadas", indicó Barella
.
El lunes pasado hubo un paro de labores de parte del departamento de Peritos de Tránsito ante amenazas de despidos por parte de Jaramillo, relató el ex directivo.

Añadió que dos empleados de confianza, -uno de ellos su sobrino, sin revelar su nombre, fue dado de baja, y el otro, el director administrativo, corrió la misma suerte.

El pasado 2 de noviembre, el Cabildo de Cadereyta tumbó las propuestas para tesorero, contralor y secretario del Ayuntamiento hechas por el alcalde, pero finalmente nombró a los funcionarios como encargados del despacho, situación que hasta la fecha continúan en ese estatus, sin ser ratificados legalmente