SANDRA GONZÁLEZ
15 de noviembre de 2016 / 06:10 p.m.

MONTERREY.- El criterio que aplicó la Juez Cuarto de Distrito para otorgar el amparo definitivo a Margarita Arellanes contra la vinculación a proceso por ejercicio indebido de funciones, podría tumbar otros casos como el del ex gobernador, Rodrigo Medina y otros procesos abiertos, incluso por delitos de alto impacto, reconoció Aldo Fasci Zuazua.

El ahora vocero de Seguridad del Estado explicó que la Juez consideró que Arellanes y sus coacusados fueron procesados indebidamente con el Código Estatal de Procedimientos Penales, ya que al presentarse la denuncia ya estaba vigente el Código Nacional.

Actualmente, debido a la implementación del nuevo sistema, existen cuatro procedimientos vigentes.

“Sí se previó, había dos opciones, regla A y B, se eligió la B y el juez la aceptó se aplicó, no sólo en el tema de Margarita sino cientos de casos que están en la misma situación”, comentó Fasci Zuazua.

Ante este revés, indicó que existen dos opciones: que las partes implicadas, sea Subprocuraduría Anticorrupción, defensa o juez interpongan un recurso de revisión del amparo para continuar con el procedimiento como hasta ahora o ratificar el amparo, lo que podría demorar el caso.

Y la otra, que se acate la decisión de la juez federal y se reinicie el proceso, ahora sí bajo el Nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales. Pero esto afectaría a otros casos, advirtió Fasci Zuazua.

Tras este fallo, el ex procurador Francisco Rivera Bedoya, cuestionó la actuación de la Subprocuraduría y los conminó a capacitar mejor a sus fiscales y, en su caso, consultar agentes externos con más experiencia que puedan pelear con los abogados de renombre, incluido el ahora vocero de seguridad, Aldo Fasci.

En los próximos días se definirá que camino tomará la Subprocuraduría para mantener vivo el expediente.