ERIK SOLHEIM ROCHA
4 de octubre de 2017 / 03:38 p.m.

MONTERREY.- Para los diputados locales, que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón haya confirmado sus intenciones presidenciales, fue una "crónica de una muerta anunciada".

Luego de que Rodríguez Calderón declaró que dará su aviso de intención ante el INE para buscar la presidencia por la vía independiente, los coordinadores coincidieron en que pedirán "lupa" a las autoridades electorales para evitar que se utilice estructura pública para la recaudación de firmas.

"Él prometió en campaña que no iba a chapulinear, y que terminaría su encargo, y número dos, dijo que no se iría si no cumplía con las expectativas de los ciudadanos de Nuevo León".

"Yo calificó este gobierno con las tres 'D' del mandato de Jaime Rodríguez, desilusión, desencanto y desaprobación", señaló Arturo Salinas.

"Si la gente le da las 500 mil firmas que él está diciendo que va a recolectar pues adelante es lo que la gente está diciendo, que se vaya a contender, tal vez se la van a firmar para que se vaya, no por méritos sino para que ya no esté aquí en el estado, que la gente decida si quiere que le demos el permiso se lo vamos a dar y sino junta las firmas se va a quedar", dijo Marco González.

"Hoy nos queda claro que sus aspiraciones personales están por encima de Nuevo León, se denota una total incongruencia entre lo que dijo en campaña y lo que está haciendo o hará el sábado", concluyó.

"Nos deja claro que no va a venir, yo le diría que sí es 'entrón' como él manifiesta y va ir el sábado de manera brava a inscribirse, pues que venga al Congreso", agregó Samuel García.


pjt