ORLANDO MALDONADO
23 de marzo de 2016 / 06:10 p.m.

Monterrey.- No obstante con "revirar" y no cancelar el proyecto hidráulico, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, aseguró que son minoría quienes critican que haya realizado un pacto con el presidente Enrique Peña Nieto para que se desarrolle Monterrey VI.

El mandatario estatal aseguró que el río Pánuco es la única fuente segura de agua que tiene el Estado para los siguientes años, por ello insistió en que están analizando las alternativas pero no aclaró si tienen contemplado traer agua de ahí o de otro lugar.

"Quienes critican eso (que haya pactado con Peña Nieto el Monterrey VI) son la minoría aquí en el estado, yo tengo comunicación con la mayoría de la gente del estado, a todos ellos les he dicho que tengan la seguridad de que no vamos a hacer nada malo, ni que vamos a hacer algo mal hecho.

"El hecho de tener o no el agua, representa que también nosotros los nuevoleoneses entendamos que sólo tenemos una fuente de abastecimiento segura que es el agua del Pánuco, yo no puedo engañar a nadie, ni lo voy a hacer", dijo.

A la hora de ser cuestionado sobre si dichas alternativas giraban en torno a solamente traer agua del río Pánuco, el titular del Ejecutivo Estatal contestó una serie de contradicciones, ya que por una parte aseguró que a nadie le gusta el Monterrey VI, pero serían unos "idiotas" si rechazan la concesión, al insistir que no hay una fuente segura de agua más que la del Pánuco.

"El agua del Pánuco ya es de Nuevo León, fue otorgada por la Federación, seríamos idiotas si rechazaríamos esa concesión", contestó.

"Eso es algo que no tenemos seguro (traer agua del Pánuco), estoy diciendo que la única agua que tenemos segura es la del Pánuco, si encontramos otras alternativas, que las estamos buscando, puede ser que ahorita no sea la urgencia de traer agua del Pánuco", respondió.

Explicó que cancelar el contrato de Monterrey VI costaría 14 millones de pesos, aunado a 600 millones de pesos más por indemnizaciones a las partes involucradas en el proyecto, por eso es que decidieron pedir una prórroga de nueve meses que no le cuesta a nadie.

"Por indemnizaciones y demás son 600 millones de pesos que no los gastaremos y no podemos gastarlos, por eso podemos irnos a una prórroga que no le cuesta a nadie y que vamos a ganar tiempo para buscar las mejores soluciones", refirió.

El gobernador Jaime Rodríguez desde campaña se pronunció en contra del proyecto hidráulico al ser muy caro y perjudicar al medio ambiente, pero una vez posicionado como gobernador, el discurso fue cambiando al argumentar que es una cuestión legal por la cual no se puede cancelar el Monterrey VI.

Posteriormente, aseguró que traer el agua del río Pánuco es la única fuente segura de abastecimiento para los siguientes años.

Actualmente, critica que son minoría quienes piensan que ya pactó un acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto para desarrollar el proyecto hidráulico en la localidad.