ALEJANDRO MADRIGAL | MILENIO DIGITAL
16 de agosto de 2015 / 09:55 a.m.

Escobedo.- La construcción de las instalaciones que albergarán el primer cuartel, a escala nacional, de la Brigada de la Policía Militar y Operaciones Especiales en el municipio de Escobedo, Nuevo León, registra un avance de 65 por ciento.

Se trata de un modelo único de instalaciones y un prototipo con un costo superior a los 654 millones de pesos, las cuales fueron levantadas con aportaciones de los empresarios neoleoneses, de los gobiernos de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y San Luis Potosí, de 51 municipios y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para tener una mejor policía y mayor seguridad, así como brindar custodia dentro de los penales federales y locales.

"En mis 30 años de servicio es la primera vez que me toca describir una obra tan distinta, tan atípica, con modelos de financiamiento con alcances muy distintos, pero en definitiva es un proyecto icónico. Es un proyecto que contribuye a la meta presidencial de lograr un México en paz", dijo el general brigadier Gustavo Vallejo, ingeniero responsable de la obra.

Se espera que 3 mil elementos de la Policía Militar y de Operaciones Especiales comiencen sus tareas en la Brigada, a petición de los propios empresarios, el próximo 1 de noviembre, un año después de que se colocó la primera piedra, con la intención de colaborar con las policías locales a investigar y hacer tareas de prevención para reducir extorsiones, secuestros, robos, asaltos y bloqueos en la región.

El general de brigada y comandante de la séptima Zona Militar de Nuevo León -donde se ubicará el nuevo cuartel-, Rigoberto García, aseguró que esta brigada no sustituirá la función de las policías de estos estados, pero colaborará para brindar seguridad y protección a la sociedad y empresarios, así como realizar actividades que tienden al progreso del país.

"La Policía Militar es una unidad especial que está organizada, equipada y adiestrada para llevar a cabo operaciones a favor de la población civil en diversas misiones, tales como dar seguridad a valores, a la población, brindar custodia dentro de los penales y diversas actividades que fortalecerán la ciudad y coadyuvarán en la seguridad en el área noreste del país".

Las instalaciones de la brigada asemejan un coliseo para tener visión de 360 grados de los 60 edificios para los efectivos y 160 perros que harán el binomio canino, creado por la División de Ingenieros Militares.

"En su concepción, en su implementación y ejecución es una obra definitivamente muy importante para la Sedena, porque marcaría una pauta con la colaboración de los tres niveles de gobierno en la búsqueda de un México mejor", puntualizó el general Vallejo.

La brigada fue una petición de los empresarios neoleoneses, quienes invirtieron 150 millones de pesos en este cuartel; mientras que los cuatro estados involucrados aportaron 220 millones de pesos y la Sedena hará una contribución de 234 millones para realizar obras complementarias y equipamiento permanente y no permanente.

"Creo que es importante esta parte del noreste del país, es un área económica, industrial que permite generar empleos, riqueza. Y creo que es importante cuidarla, mejorarla y tener la seguridad de que toda la sociedad trabaje y regrese a sus casas.