1 de abril de 2014 / 04:03 p.m.

Monterrey.- Después de la contingencia por el crimen organizado, los delincuentes ahora han enfocado sus baterías a los hogares.

Sofía, residente de uno de los tantos nuevos fraccionamientos en Apodaca, ha sufrido en tres ocasiones el robo de pertenencias en su casa.

"La primera vez se llevaron dos computadoras y una televisión; en la segunda  y tercera ocasión robaron un celular y algunas joyas", comentó la víctima.

Casos como este han generado un catastrófico en las familias de Nuevo León y la inversión en la seguridad para los hogares se ha disparado. Un estudio del Inegi a finales del 2013, dan cuenta que este desembolso ha rebasando los 3 mil 600 millones de pesos.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013 se encargó de recabar en todo el país información sobre delitos diversos.

Los resultados arrojan que, durante el año previo, en Nuevo León se encuestaron un millón 352 mil 123 hogares, de los cuales el 38.8 por ciento reconoció ser víctimas de algún delito.          

Los regiomontanos han respondido blindando sus viviendas. Ahora la tendencia es adquirir equipamiento cada vez más sofisticado para resguardarlas, como el que ofrece la empresa Puertas 123: accesos con 13 pasadores y 4 bisagras sobre un marco de acero inoxidable que abren y cierran con una llave cuyos dientes no están en las orillas, sino al centro, lo que dificulta su falsificación.

En 6 años en el mercado, la empresa regiomontana ha vendido 5 mil unidades, impulsados por el hecho de que los desarrolladores de vivienda ya incluyen puertas como esta en sus fraccionamientos. Una inversión de este tipo va de los 7 a los 20 mil pesos.

El estudio del INEGI revela que de entre los encuestados, las medidas a las que han recurrido son:

* Hogares con alguna medida de protección        41.7 por ciento

* Cambiar o colocar cerraduras y/o candados       28 por ciento

* Colocar rejas o bardas                                    19.7 por ciento

* Cambiar puertas o ventanas                            17.5 por ciento

* Acciones vecinales                                         6.8 por ciento

* Comprar un perro guardián                             6.6 por ciento

* Otra medida                                                 12.2 por ciento

No obstante, estas acciones se dan cuando el delito ya se cometió.

El problema no es menor. Se estima que actualmente, en el estado, un millón 453 mil 460 personas viven en hogares con medidas de protección.

Esto ha generado un gasto global de 3 mil 648 millones 379 mil 482 pesos, es decir 2 mil 510 pesos por persona.

Mientras los regios se blindan, la autoridad busca frenar el robo a casa habitación. El año pasado se registraron 4 mil 779 denuncias por este delito. En los últimos 5 meses, hay una mejora sustancial.

Según la procuraduría del Estado el robo a casa habitación en el 2013:

* Octubre: 418 robos

* Noviembre: 364 robos

* Diciembre: 364 robos

 En este año 2014:

* Enero: 339 robos

* Febrero: 207 robos

Al circular por fraccionamientos de la zona metropolitana la inversión en seguridad es evidente. Una gran parte de las viviendas cuentan con rejas o portones eléctricos que impiden acercarse a la puerta. Otros recurren a los picos en bardas y alarmas.

El único lugar donde deberías sentirte seguro ya no lo es más.

Luis García