ERIK SOLHEIM ROCHA
11 de octubre de 2017 / 04:38 p.m.

MONTERREY.- Tras el uso de la fuerza letal de las autoridades en el conflicto ocurrido en el Penal de Cadereyta, que hasta el momento tiene un saldo de 16 muertos, diputados en el Congreso local cuestionaron el descontrol en los centros penitenciarios y la falta de liderazgo en el tema.

Acción Nacional cuestionó que los funcionarios del Gabinete Estatal se mantienen distraídos de sus responsabilidades por motivos electorales.

“Los funcionarios encargados de la seguridad estaban y están pensando en la elección presidencial del Gobernador, esa es la realidad, el vocero en materia de seguridad estaba en la inscripción y estaba en el registro de Jaime Rodríguez, el secretario General de Gobierno”, dijo el diputado del PAN, Arturo Salinas.

La bancada del PRI insistió en que la federación intervenga para controlar los penales.

"Y que si no puede ya pida ayuda a la autoridad federal”, dijo el priista Marco González.

“Los primeros disturbios culparon a la administración pasada, ahora nos están echando la culpa a nosotros, y hay que asumir el liderazgo que se debe tener y la responsabilidad", dijo.

Los diputados pidieron explicaciones al Ejecutivo estatal por el uso de teléfonos celulares por parte de los internos.

"No hay control en los penales, es ilegal que los reos tengan celulares, que tomen videos, que tengan acceso a estos dispositivos, redes sociales", dijo el legislador Arturo Salinas.

"Y la fuerza que usaron el día de ayer es porque en ningún momento tuvieron el control del penal y me extraña que haya celulares adentro, incluso grabaron escenas de terror y en teoría no debe haber ningún aparato de comunicación dentro de los penales", agregó Marco González.

A pesar de que la ley dice que el responsable del control penitenciario es el Secretario de Seguridad Estatal, desde hace meses de manera "apalabrada" la responsabilidad la tiene la Secretaría General de Gobierno, no obstante, existe una iniciativa en el Congreso presentada por el Ejecutivo que tiene dicho fin, pero sigue en análisis del Poder Legislativo.


dat