ERIK SOLHEIM ROCHA
12 de septiembre de 2016 / 07:15 p.m.

MONTERREY.- Mientras la iniciativa privada y los diputados federales cuestionaron la falta de "piso parejo" en la repartición del presupuesto federal del 2017, el gobierno estatal se mantiene esperanzado en que los recursos llegarán.

La mañana de este lunes, el gobernador Jaime Rodríguez entregó la lista de obras prioritarias a los diputados federales por Nuevo León, misma que es encabezada por la Línea 3 del Metro.

Los diputados federales revelaron que el estado solicitó como mínimo 526 millones de pesos para que el Metro inicie operaciones.

"Y hay una preocupación porque mientras al Estado de México le asignan para obras de infraestructura 17 mil millones de pesos y a Jalisco 6 mil millones, a Nuevo León le están asignando 226 millones, es ridículo", señaló el diputado federal del PRD por Nuevo León, Waldo Fernández.

Por su parte, la iniciativa privada consideró lamentable que se haya favorecido a otros estados de la república, pese a que Nuevo León es de las entidades que más aporta en la recaudación de impuestos.
"Es lamentable la poca asignación de recursos que está recibiendo el estado de Nuevo León en el contexto nacional.

"Que reconsidere el Gobierno Federal, cuando hacemos la comparativa contra lo que está recibiendo el Estado de México, con lo que recibió Jalisco, pues la verdad es que no hay punto de comparación con lo que está recibiendo Nuevo León, es lamentable", Señaló Guillermo Dillon, director de Caintra Nuevo León.

La IP y los diputados insistieron en que la federación no estableció un terreno parejo en la repartición de los recursos.

Criticaron que el Metro del Estado de México y de Jalisco, considerados dentro del PEF, el 100 por ciento de la obra será absorbido por la federación, mientras que en Nuevo León solo se aportó la mitad.

Además, los diputados informaron que los recursos para el proyecto del penal de Mina difícilmente quedarán asegurados para este 2017, pese a que el proyecto costaría 6 mil millones de pesos y la mitad sería absorbido por el estado.

En tanto, el Gobierno del Estado fijó como fecha límite el 15 de noviembre para establecer cuál sería el presupuesto definido para Nuevo León, aunque confían en que el Presidente reconsidere los apoyos.

"Nos faltan mil 200 millones de pesos adicionales para terminar los trabajos al cien por ciento que serían para las ocho estaciones que se requieren, más los talleres y accesorios".

"Para los hospitales traemos un presupuesto entre Montemorelos y Sabinas de 400 millones, 150 para Sabinas y 150 para Montemorelos", agregó Humberto Torres, secretario de Obras Públicas e Infraestructura de Nuevo León.

Durante su visita por Nuevo León, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, prometió al Gobierno de Nuevo León que apoyarán para concluir con las obras de infraestructura pendientes.