EDUARDO MENDIETA | MILENIO DIGITAL
20 de agosto de 2015 / 04:28 p.m.

Monterrey.- Si ve a un oso que merodea su casa o su colonia y le intenta dar de comer, piénselo dos veces porque hacerlo le saldría tan caro como una multa de 3 millones de pesos por representar maltrato animal.

Durante una rueda de prensa en la oficinas del Palacio Federal, funcionarios de la Profepa, Semarnat y Vida y Silvestre de Nuevo León sostuvieron una reunión para informar que junto con las direcciones de Protección Civil de los municipios arrancan una intensa campaña de difusión entre la población para cuidar a estos mamíferos.

De marzo a agosto de este año, se ha dado el avistamiento de 59 osos; en el 2012, existe un registro de 89 avistamientos, en el 2014 sólo 18; y del 2013 la autoridad no cuenta con la información.

Víctor Jaime Cabrera Medrano, delegado en Nuevo León de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), informó que estos animales llegan a descender de su hábitat hacia las colonias o donde está habitado para iniciar una búsqueda de agua y comida

"Esas circunstancias de acercamiento o dar comida no adecuada pone en riesgo a la persona y puede causar acciones legales, esto es considerado como maltrato y la persona se hace acreedor a multas de 5 a 50 mil veces el salario mínimo vigente, conforme a la Ley General de Vida Silvestre.

"El dar de comer es llevarlo a la muerte, estamos hablando de maltrato, lo estamos condenando a morir por darle de comer, no sólo eso, obligando a comer basura, plásticos, y les incrementan los accidentes carreteras o de otra índole", dijo.

El funcionario informó que la multa por maltrato son ejemplares, ya que asciende a un monto de los 3 millones de pesos.

También participaron Guillermo Herrera, de Parques y Vidas Silvestres de Nuevo León; y Mayela Quiroga, delegada en el estado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Indicaron que la mayor incidencia o presencia de osos son en los municipios de Montemorelos y Allende.

"Los avistamientos que van en el 2015 son 59 avistamientos de los cuales 21 han sido capturados y liberados, y uno de eso lamentablemente fue encontrado atropellado.

"La presencia se da principalmente en la zona metropolitana de Monterrey, la mayor incidencia es Montemorelos, pero en todos los municipios y en lo que se refiere a la Sierra Madre Oriental", indicó el delegado de la Profepa.

El oso negro americano es uno de los mayores representantes de la fauna en México y se encuentra protegido por la Norma Oficial Mexicana 059-Semarnat-2010 en peligro de extinción.

Además, se encuentra enlistado en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

RECOMENDACIONES
No se deje vencer por el pánico.
Hable con seguridad y agite los brazos o un palo por encima de la cabeza para aparentar mayor tamaño.
Si el oso sigue avanzando, manténgase firme en su terreno. Jamás intente hacerse el muerto; si es posible, busque refugio en algún edificio o en un auto.
Es posible que el oso haga como si fuera a atacar, en caso de tratarse de una ataque real, defiéndase con cualquier cosa que pueda servirle de arma, como piedras o ramas.
Nunca darle de comer al oso negro.
Evitar el contacto.
La basura debe de estar en lugares adecuados y contenedores seguros