SANDRA GONZÁLEZ
29 de julio de 2016 / 03:57 p.m.

MONTERREY.- El gobernador Jaime Rodríguez Calderón culpó a los abogados de que el ex mandatario, Rodrigo Medina de la Cruz, no acudiera a la audiencia de imputación por el caso Kia.

Consideró que fue un error que el priista solicitara un amparo y criticó que sea el ex procurador, Javier Flores, quien ahora lo defienda de la acusación por el desvío de 3 mil 600 millones de pesos.

“Yo creo que Rodrigo está cometiendo un error, está demostrando que tiene algo que esconder, está buscando el abrigo de la ley cuando lo que tiene que hacer es abrirse a la ley, no debemos temerle a la investigación. La Fiscalía lo que hizo fue seguir el procedimiento del Nuevo Sistema Penal Acusatorio", dijo el mandatario estatal.

Rodríguez Calderón también descartó amenazas en contra Medina de la Cruz, lo cual fue utilizado por su defensa para conseguir la suspensión provisional, pues señaló que así es el nuevo Sistema de Justicia Penal.

"Rodrigo tendrá que hacer un ejercicio de conciencia, gobernó por seis años, la gente le dio su confianza y él tiene que demostrar que es inocente y nosotros demostrar que es culpable, es parte de este ejercicio