SANDRA GONZÁLEZ
19 de octubre de 2016 / 10:41 p.m.

MONTERREY.- Tras el cierre de todas las pedreras que operaban en el área metropolitana por rebasar los límites máximos de contaminantes en el aire, se dieron a conocer los requisitos para su reapertura, los cuales dan un plazo de hasta seis meses para que las empresas cumplan un programa de remediación.

El titular de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi Montellano, señaló que desde este miércoles las pedreras que habían suspendido, de nuevo volverán a operar, una vez que entreguen una carta compromiso con medidas de control de emisiones y se asiente un programa de cumplimiento en un plazo de 30 días, el cual deberá ser avalado por la dependencia estatal.

Las autoridades estatales se comprometieron a que en seis meses, la contaminación de las pedreras estará controlada, pues también se les exigirá a los empresarios que cumplan con la nueva norma ambiental que se publicó ayer miércoles y se regularicen en sus rezagos administrativos como permisos y registros.

“Las pedreras empiezan a abrir de forma acelerada el día de mañana, todas van a ir abriendo en la medida que nos presenten esa carta compromiso, de que cumplirán con ser meticulosos con su proceso de forma inmediata y se apegarán a la norma en un plazo no mayor a 6 meses”, informó Russildi.