AGUSTÍN MARTÍNEZ
25 de septiembre de 2017 / 11:15 p.m.

MONTERREY.- La vida del joven Felipe de Jesús Hernández giraba en torno a las motocicletas. Eran su pasión, y no solamente un simple pasatiempo. Las prefería por sobre muchas otras cosas.

Pero nunca imaginó que en un vehículo de dos ruedas encontraría la muerte. Jamás llegó a suponer que el enorme gusto por los potentes caballos de acero, le costaría su propia existencia.

Ahora todo es tristeza y consternación entre los familiares y amigos de Felipe de Jesús Hernández Salinas, quien contaba con 30 años de edad y habitaba en Guadalupe.

A través de las redes sociales han sido constantes las muestras de apoyo y las condolencias para los seres queridos del joven que formaba parte del moto-club “Rebeldes Racing”.

“Acabo de verlo y, créeme, que no lo puedo creer. Me duele hasta el alma saber que a ti te pasó esto. No entiendo por qué tú”, publicó en su perfil de Facebook la joven con la que el motociclista mantenía una relación sentimental.

La joven siempre trató de convencerlo para que se alejara un poco de los “caballos de acero”, pero él nunca lo aceptó, simple y sencillamente porque eran parte de su vida.

“Tantas veces hablar contigo y decirte que dejaras las motos, y tu respuesta siempre era: Si tú me vas a querer, va a ser así”, se lee en la publicación de la novia de Felipe de Jesús.

Familiares, vecinos, amigos y conocidos de Hernández Salinas se preparaban la tarde del lunes para dar inicio a los servicios funerarios, y darle el último adiós posiblemente el martes.

Hernández Salinas falleció momentos antes del mediodía del domingo en el kilómetro 232 de la Carretera Nacional, a la altura de la quinta “El Rey del Cabrito”, en la comunidad Lazarillos, de Allende, Nuevo León.

Al circular en su motocicleta a alta velocidad, en un momento desafortunado chocó contra la de su amigo y compañero de rodada, Jorge Ángel Vidales Eguía, de 32 años.

Éste último resultó con diversas lesiones y fue trasladado de emergencia, en una ambulancia, a un hospital particular de la zona sur de Monterrey, donde lo reportaron estable, aunque aún delicado.

Trascendió que ambos regresaban de pasear en sus motos en la parte de la sierra entre Linares e Iturbide, pero la falta de precaución provocó colisionaran y derraparan varios metros.


pjt