ERIK SOLHEIM ROCHA
29 de enero de 2017 / 02:55 p.m.

GARCÍA.- Familiares y amigos dieron el último adiós a la pequeña Montserrat Guadalupe de doce años de edad, luego de que perdió la vida al ser arrastrada por un caballo en el municipio de García.

A unas horas de que la menor fue hallada sin vida, aun consternados, la familia, vecinos y compañeritos de su escuela se congregaron en las capillas municipales.

Tener que cargar con la tragedia de perder a un ser querido, no fue suficiente para la señora María Catalina, madre de la menor, y es que en el fallecimiento de su hija, persisten muchas dudas respecto a los hechos.

Una de sus familiares reveló fuera de entrevista parte de lo que uno de los niños testigo narró sobre los hechos.

“No dijeron la verdad (los niños) ellos vieron el momento en el que se murió pero no dijeron nada hasta ya después que la encontraron, capaz si nos hubieran dicho en ese momento que estaba inconsciente la hubiéramos podido rescatar”, señaló una familiar de la occisa.

Según dicha versión, la menor subió a un caballo café, y dos vecinos al percatarse la corretearon; el caballo se asustó y tumbó a la pequeña, quien se habría golpeado la cabeza; Acto seguido, los individuos se llevaron a la niña creyendo que se encontraba inconsciente.

“Muchas versiones no coinciden porque si la arrastró el caballo y sucedió entre 5 y 7 de la tarde del viernes, para el sábado en la mañana que la encontramos que llovió todo la noche estuviera toda mojada, pero ella estaba seca…y como a unos tres metros de distancia del cuerpo había un pozo de su tamaño que ya habían escarbado”, agregó.

Sin embargo, al percatarse de que no contaba con signos vitales buscaron deshacerse del cuerpo; los familiares afirmaron haber encontrado un pozo del tamaño de la menor a tan solo tres metros de donde la encontraron.

“Los señores no le hicieron nada porque en la necropsia no salió nada relacionado con una violación, pero ellos al momento de corretearla como que la niña se cayó, y ellos pensaron que estaba desmayada o inconsciente y se la llevaron y en la mañana intentaron ir a enterrarla o algo pero como que les amaneció y ya no pudieron”, concluyó.

Monsterrat Guadalupe Loera Gallegos, murió la tarde del viernes en una zona baldía ubicada a unos cien metros de las calles Cerezo y fresco, cerca de su casa en la colonia Ampliación Nogales.

En todo momento, la familia refirió haber recibido apoyo de las autoridades estatales y municipales.