7 de mayo de 2014 / 12:50 a.m.

Guadalupe.- La pequeña Vanesa, quien murió la noche del domingo cuando el auto en el que viajaba junto sus padres fue impactado por un conductor ebrio; fue despedida por familiares y vecinos en el panteón La Paz, ubicado en el municipio de Guadalupe.

José Ricardo Díaz Sánchez, padre de la menor, declaró que su esposa Alicia Nohemí Montoya, de 21 años, no sabe la trágica noticia, y se está recuperando en el Hospital Universitario de las lesiones que también sufrió la noche de ese día.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 23:00 horas del domingo en el cruce de la avenida Pablo Livas y la calle Dalia, en la colonia Santa María, en la citada ciudad.

Con información de Lorenzo Encinas