24 de febrero de 2014 / 11:08 p.m.

Monterrey.- Ya fueron dadas de alta la niña y su madre que permanecían internadas en un hospital, luego de que iban a bordo del camión urbano que se volcó en el municipio de Santa Catarinaa, donde hubo más de 30 personas heridas; mientras tanto, el chofer recuperó su libertad.

El director de Asuntos Viales de la Procuraduría de Justicia en el Estado, Pedro Arce, informó que tras realizarle los estudios de toxicología y alcoholemia al presunto responsable, Adolfo Torres Limones, de 40 años de edad, estos resultaron negativos.

Torres Limones manejaba un camión urbano de la ruta 107 de García a Monterrey, cuando en el kilómetro tres de la carretera a García, perdió el control de la unidad al ir a exceso de velocidad.

Aunque ante los medios de comunicación declaró que un carro se le atravesó y viró el volante para esquivarlo, ante el Ministerio Público calló al acogerse al artículo 20 de la Constitución.

Pero en total fueron 35 las personas lesionadas, la cuales resultaron con algunos golpes leves, quedando únicamente la pequeña Alejandra Fernanda y su madre Olivia Silos Rosales, de 35 años, internadas en el Hospital de Zona número 21 del IMSS.

Al mediodía de este lunes, en una ambulancia de la Cruz Verde Monterrey delegación García, fueron trasladadas junto con el esposo de la mujer a su casa en la calle Díaz Zamora 324, en la colonia Villa Azul, en dicho municipio.

Aunque el presunto responsable obtuvo su libertad sin el pago de una fianza por el nuevo sistema de justicia penal, de todas maneras las indagaciones continuarán por parte de las autoridades.

"La Procuraduría de Justicia ya pasó información a la Agencia Estatal del Transporte, en relación a los hechos, para que aplique las medidas pertinentes", dijo el director de Asuntos Viales, Pedro Arce.

Por lo pronto, ya todos los lesionados fueron dados de alta.

Iram Oviedo