MILENIO | EUGENIA JIMÉNEZ Y STEPHANIE OCHOA 
2 de septiembre de 2015 / 10:57 a.m.

México.- Un juez concedió a la familia Elizalde Benavides la suspensión contra la negativa de la Secretaría de Salud para tratar a la niña Graciela, de ocho años, quien padece de convulsiones, con un medicamento elaborado a base de mariguana.

En entrevista, el señor Raúl Elizalde señaló desconocer cuál será la cantidad a importar de cannabidiol, pero dijo que cada frasco de ese medicamento en Estados Unidos cuesta entre 200 y 250 dólares.

Indicó que en clínicas de Colorado, California y Nueva York se realizan tratamientos con estos medicamentos para niños, los cuales han tenido excelentes resultados.

Graciela Elizalde padece el Síndrome de Lennox-Gastaut, una forma de epilepsia infantil que se caracteriza por convulsiones muy frecuentes y diversas.

Mayela Benavides y Raúl Elizalde, padres de la niña, le solicitaron a la Secretaría de Salud un permiso para importar cannabidiol; sin embargo, el Consejo de Salubridad General contestó "que no hay evidencia de la eficacia del medicamento en el tratamiento de los pacientes con epilepsia"

Ante dicha negativa, el Centro Estratégico de Impacto Social (CEIS), el despacho Aguinaco Abogados y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD) elaboraron una demanda de amparo contra el Consejo de Salubridad General del Gobierno Federal de México, para que Graciela reciba los medicamentos que necesita.

Entonces el juez tercero de distrito en materia administrativa en el Distrito Federal, concedió una suspensión a la negativa de la Secretaría de Salud para importar el medicamento.

Estableció como requisitos para una carta detallada de dónde se comprará, qué cantidad y el doctor que estará al pendiente del tratamiento y la dosis que se usará.