26 de septiembre de 2014 / 12:18 p.m.

Escobedo.- Durante dos años, el municipio de Escobedo "se le ha escondido" a una asociación civil con quien tiene un adeudo de 234 mil pesos por proyectos realizados con recursos federales.

Procuración de Justicia Étnica fue autorizada por el ayuntamiento durante la administración de Clara Luz Flores Carrales para impartir talleres de idiomas y equidad de género, lo anterior plasmado en el oficio con fecha 13 de julio de 2011 N° 139,II.01.152/2011.

Lo anterior atendiendo a las reglas de Operación y Lineamientos del Programa Hábitat, con los números de Obra 190211DS018, 190211DS019, 190211DS020, 190211DS021 y 190211DS022, por lo que el municipio de Escobedo determinó que la asociación llevaría a cabo la ejecución de los proyectos.

Los cursos fueron impartidos por la agrupación en diversas instalaciones municipales a lo largo de seis meses, y aunque al principio se pagaron estas facturas en diversas ministraciones, divididas en 20 y 30 por ciento, nunca concluyeron con la totalidad del pago.

El 18 de abril de 2012 se requirió el último pago de forma verbal y en la Tesorería Municipal se les entregó un documento que contenía información del Programa Hábitat 2011, en donde menciona que el municipio tenía dos facturas pendientes de pagos a Procuración de Justicia Étnica.

De estas facturas, con números F-317 y F319, una fue pagada antes de culminar la administración de Flores Carrales, quedando pendiente la 319 por la cantidad de 234 mil pesos.

Al no tener respuesta, integrantes de la organización acudieron el 17 de julio de 2012 a presentar un escrito en donde solicitaban el pago de la factura 319 por la cantidad pendiente, del cual nunca tuvieron una respuesta.

Las solicitudes formales se hicieron nuevamente hacia el final de la anterior administración y el 20 de diciembre de 2012, ya en tiempos del alcalde César Cavazos Caballero.

Si bien fueron recibidos por el secretario particular del presidente municipal, prometiendo revisar el estatus del pago, a casi dos años de distancia, siguen sin tener una respuesta.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/DANIELA MENDOZA