EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ
17 de mayo de 2016 / 09:53 p.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia de Nuevo León (PGJNL) debe abundar y continuar como una línea de investigación la relación de los asesinatos de los dos amigos del gobernador Jaime Rodríguez, cuestionó Gilberto Marcos Handal.

Después de afirmar que se salió de control la inseguridad comparativamente al año pasado, el ex integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad y presidente de la Federación de Colonias de San Pedro criticó que es muy precipitado afirmar que ambos hechos no tenían ningún vínculo, pues aún ni siquiera hay detenidos y la investigación apenas empieza.

"Suena raro, el vínculo ahí estaba, no deja de ser una línea de investigación, yo no estoy acusando a nadie, pero es una línea de investigación; de Benito Villarreal, pues, sería una persona amable, pero la relación con éste, algo hay, tenemos que saber, la autoridad no
tiene por qué descartar ninguna línea de investigación.

"Claro que deben abundar y saber exactamente de qué se trataba esta relación y qué vinculo o relación tenían con el crimen organizado, si todavía no concluye la investigación, todavía no hay detenidos y ya están afirmando que no tiene que ver uno con el otro, se me hace muy precipitado", señaló.

El pasado 9 mayo, Carlos Arturo Valle Novelo, jefe de la Ministerial, quien operaba parte del equipo de Inteligencia de la Marina, y su escolta, fueron asesinados a balazos en el estacionamiento de una tienda de artículos de oficina, en la avenida Gómez Morín en San
Pedro.

Seis días después, otro sampetrino, Benito Javier Villarreal Elizondo, de 47 años, amigo del gobernador, es ejecutado en la colonia La Fama, en Santa Catarina.

Y aunque algunos medios de comunicación ligaron ambos asesinatos, el gobernador Jaime Rodríguez y el procurador Roberto Flores Treviño desmintieron que haya existido un nexo entre los hechos que involucran a amigos del mandatario.

Marcos Handal indicó que no cree que por ser amigos del gobernador Jaime Rodríguez Calderón se haya desencadenado estos hechos fatales, pues aún no está ese nivel de "pegarle" a quienes son los cuates del mandatario.

"Yo no creo que todo los amigos del gobernador deben estarse cuidando para que no le toque una cosa de ésta, más bien el que tenga que ver con acciones relacionadas con la delincuencia.

"Pero lo que sí puedo afirmar es que la situación en Nuevo León ya se salió de control por lo menos comparativamente a los números del año pasado, quizás no de lo peor que vivimos, pero definitivamente sí del arranque del año pasado a este, no tengo duda, se ha salido de control", criticó el ex miembro del Consejo Ciudadano de Seguridad.