MILENIO DIGITAL | RICARDO ALANÍS 
17 de octubre de 2015 / 02:53 p.m.

Monterrey.- Tras aclarar que el abasto de medicamento a la clínica municipal ya se está resolviendo, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Monterrey (SUTSMM), Horacio Reyes, reveló otro problema que enfrentan con la administración municipal: un pago pendiente por retenciones de impuestos de los empleados.

El líder de los trabajadores de Monterrey comentó que les tienen detenidas las retenciones de impuestos correspondientes a un mes y la cantidad es de entre 10 y 12 millones de pesos, que tendrían que ser liquidados antes de concluir la administración de la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

"Bueno, hay algunos otros asuntos pendientitos que tenemos que ver, relacionados con el contrato colectivo de trabajo que se tienen que cumplir ahora en lo que falta de la administración, como son unas retenciones de los trabajadores económicas, como son unos seguros de vida, como son uniformes de las secretarias e intendentes, pero hay la promesa de que van a cumplir.

"Me deben aproximadamente un mes de retenciones que equivalen más o menos a unos 10, 12 millones de pesos , es en la confianza de acuerdo a la promesa que me están haciendo, eso es lo que yo espero que me cumplan, vamos a esperar, muy al pendiente", expresó.

La semana pasada Horacio Reyes amenazó a la administración municipal con recurrir a un paro de labores, si el Ayuntamiento no abastecía la farmacia de la clínica municipal y para ello dio un plazo de cinco días.

Finalmente el municipio logró un acuerdo con el proveedor de medicamento con quien tenía un adeudo de entre 30 y 40 millones de pesos y el abasto de medicinas ya inició.

"Todos los involucrados; la alcaldesa, el alcalde electo y el proveedor de los medicamentos tuvieron que reunirse y tomar acuerdos importantes para que los trabajadores y las familias cuenten con el medicamento que se requiere. Ahorita llevamos yo creo que arriba de un 50 por ciento, pero todos los días se está surtiendo y agota porque la gente apenas llega el medicamento y están esperando ya a que les surtan; se agota y estamos muy al pendiente de que esto se cumpla", declaró.