12 de mayo de 2014 / 12:54 p.m.

Monterrey.- ¿Cuánto paga usted de agua? ¿Cuándo fue la última vez que le redujeron el servicio porque su economía simplemente no le permitió cubrir los recibos?

La Ley de Agua Potable y Saneamiento prohíbe la eliminación del suministro y sólo contempla una reducción luego de tres meses de incumplimiento, pero en el caso del municipio de Monterrey, gobernado por la alcaldesa Margarita Arellanes, la morosidad y por ende la deuda, se han disparado.

A la presente semana, la administración de la capital del Estado ostenta una mega deuda con Agua y Drenaje de Monterrey. Los recibos pendientes van de uno a 37 meses, lo que significa que desde hace tres años el municipio no paga el líquido que utiliza en las oficinas del Palacio y dependencias, las albercas públicas y parques.

En total, el monto asciende a 104 millones 191 mil 079 pesos, la deuda a 90 millones 280 mil 201 pesos y los recargos a 13 millones 910 mil 878 pesos.

El último pago registrado a nombre de la presidencia municipal de Monterrey data del 19 de diciembre del 2011.

Para gasto en el presente año, la capital del estado manejará un monto superior a los 3 mil 299 millones de pesos

No obstante, el pago del adeudo sigue pendiente.

Pero la parte más polémica del caso tiene que ver con las tomas colectivas enclavadas en sectores marginados, como las colonias: Independencia, Altamira, La Campana, Garza Nieto, Topo Chico o Gloria Mendiola dan servicio a medias a los vecinos, que realizan el pago en forma directa al municipio y éste a su vez debe entregarlo a Agua y Drenaje.

Las cámaras de Telediario acudieron a sectores como la Campana y La Altamira para constatar la operación de la toma colectiva.

Monterrey tiene actualmente 158 tomas colectivas. Desde hace tres años no reporta pagos por estas al Gobierno del Estado, pese a que algunos vecinos sí están cubriendo su consumo.

Del total de la deuda por 104 millones de pesos, casi 60 millones son por este concepto. ¿Qué ha pasado con este dinero? La única certeza que se tiene es que a las arcas de Agua y Drenaje no ha ingresado.

Luis García