MARCELA PERALES
25 de agosto de 2016 / 08:15 a.m.

MONTERREY.- Raúl Montoya, Sub Delegado de la Condusef en Nuevo León, señaló que los delitos de robo de identidad o extorsión se cometen generalmente por personas que conocen los diferentes sistemas bancarios, es por eso, que lo pueden realizar con facilidad.

“Agarran todas las vertientes posibles, son conocedores del sistema, es lo que pudiéramos llamar delitos de cuello blanco, personas altamente capacitadas y altamente conocedoras del sistema financiero y penetran en todos los rincones”.

Sin embargo, Montoya emitió algunas recomendaciones para evitar ser víctima de delincuentes.

Señala que el primer filtro es el usuario de la tarjeta o quien proporciona sus datos y es por aquí donde comienza el cuidado de los mismos.

“Lo principal es cuidar sus documentos, obviamente, no solamente la credencial de elector, cualquier manera de identificación es peligroso y hay que tener mucho cuidado en donde las usamos”.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales detalla 10 consejos claves.

Mantener seguros los documentos en casa y cuando se viaja, destruirlos si ya no son necesarios, no compartir ni publicar información personal, proteger computadoras y limitar el número de documentos en la cartera o bolso.

Es importante evitar dar información por teléfono o Internet, estar al tanto de servicios que no hayas solicitado, mantenerse alerta de cualquier transacción bancaria inusual.

Así mismo, tener a la vista siempre las tarjetas de crédito o débito y realizar transacciones seguras.

“Inmediatamente que yo reciba el reporte del buró o de que algo está pasando con mi crédito, ir definitivamente al banco y tener el primer contacto y acercarse, que pasó”, señaló Montoya.

En el caso de la extorsión lo primero que recomienda el Centro de Integración Ciudadana es identificar la llamada.

No contestar evita que el extorsionador insista.

“Si ellos detectan que el número no es de Nuevo León, automáticamente no contestar o colgar la llamada o platicar con sus asistentes, secretarias o recepcionistas cual es la forma de detectar este tipo de llamadas”.

“Hacen dos llamadas nada más, tienen una lista inmensa de personas a las que van a hablar, entonces si de 100 llamadas, 5 caen en el juego y depositan ya les das más juego para seguir marcando”, señaló Perla Montemayor, Directora de Atención Ciudadana del CIC.

Ambos organismos consideran indispensable denunciar el delito en caso de ser víctima, pues solo así, pueden identificarse los números de extorsionadores o detener un robo de identidad.