23 de marzo de 2014 / 12:43 a.m.

Monterrey.- Luego de que el pasado miércoles el procurador del estado, Adrián de la Garza Santos, señalara que se encontraba en campaña, pero contra la delincuencia porque se han presentado una serie de homicidios, ataques y hechos que anteriormente ya no se presentaban en la entidad, el mismo día de las declaraciones, un hombre fue encontrado sin vida bajo un puente en el Arroyo Topo Chico, en el norte de la Ciudad, el ahora occiso presentaba manchas de sangre en las manos y un balazo.

Otro homicidio ocurrió en el municipio de Santa Catarina, cuando un hombre de oficio taquero se encontraba afuera de su domicilio cuando dos sujetos armados comenzaron a dispararle, recibiendo varios disparos en el pecho y el abdomen.

Otro hecho fue el hallazgo de una cabeza humana tirada en los carriles de la Avenida López Mateos en el municipio de San Nicolás, el pasado 21 de marzo.

Ese mismo día, pero en el centro de la ciudad hombres armados lanzaron una granada a una sala de masajes, ubicada en la calle Carlos Salazar entre Ignacio López Rayón y Armado Nervo, sin que el artefacto estallara.

La violencia no sólo se desató en la zona metropolitana, también en municipios como Galeana y Cadereyta.

El 20 de marzo un hombre fue ejecutado en una gasolinera ubicada en Juárez y Palmas, en la Colonia Las Palmas, en Cadereyta. De acuerdo con las primeras investigaciones, la víctima presentaba al menos dos impactos por arma de fuego.

En el municipio de Galena un policía fue baleado por una persona que llegó a pedir informes sobre un supuesto detenido en el ejido de San Rafael, a unos 150 kilómetros de la cabecera municipal, causándole tres heridas.

De la Garza Santos señaló el lunes, durante una entrevista en vivo, que espera seguir en el servicio público después de 2015, año electoral. Aclarando que por el momento su función es seguir procurando justicia a la población.

DENISSE MESTA