18 de enero de 2014 / 01:18 a.m.

En esta Primera Reunión Regional Noreste participaron secretarios de Seguridad Pública y procuradores de los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas.

 

Monterrey.- Si las estrategias de seguridad no están dando resultados es por que no están bien dirigidas, advirtió el Gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, al inaugurar la Primera Reunión Regional Noreste, para definir planes conjuntos entre siete entidades, a fin de combatir el secuestro y el chantaje cuya cifra negra alcanza hasta el 80 por ciento de los delitos cometidos, lo que significa que apenas uno de cada cinco se denuncia.

Durante la reunión celebrada en el Palacio de Gobierno, el Secretario Técnico de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública, Fernando Schutte Elguero, puntualizó la necesidad de una nueva estrategia de coordinación y comunicación entre los estados.

En esta Primera Reunión Regional Noreste participaron secretarios de Seguridad Pública y procuradores de los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas.

Un punto total durante los mensajes inaugurales fue la comunicación que no siempre existe entre los funcionarios encargados de la seguridad y la Procuración de Justicia, ni entre las entidades, lo que redunda en que cada estado tiene una estrategia, cuando se necesita una estrategia regional.

En Nuevo León se ha logrado abatir los secuestros y extorsiones chantajes en un 30 por ciento, pero la cifra negra sigue siendo alta, reconoció el vocero de Seguridad, Jorge Domene Zambrano, quien dio la versión oficial del encuentro.

Sin embargo, los chantajes telefónicos han aumentado, y como el 90 por ciento son llamadas desde los penales de Altamira y Matamoros, se ha pedido a las autoridades tamaulipecas que instale inhibidores telefónicos en esos reclusorios, aunque ignoran si han atendido la petición.

FRANCISCO ZÚÑIGA