21 de julio de 2014 / 04:51 p.m.

Monterrey.- El transporte urbano es un dolor de cabeza sobre ruedas para los usuarios.

Tras decretarse un alza del 20 por ciento en la llamada tarifa de castigo el pasado mes de diciembre, las protestas no se hicieron esperar.

Ahora, un ciudadano, apoyado por abogados y economistas, ha decidido llevar esto más allá, y presentar una demanda ante la Secretaría de Economía en contra de la empresa Enlaces Inteligentes, acusándola de prácticas monopólicas.

"La denuncia es porque siento que hay mucho dinero que están robando, son millones de pesos diarios y al mes creo que es demasiado el monto", dice Óscar Cuellar, usuario del transporte.

 El inconforme, un usuario que utiliza 4 camiones diariamente, argumenta un quebranto económico hacia su persona y el resto de los ciudadanos, por la imposición de una tarifa de castigo a quienes no utilicen la tarjeta Feria.

En la querella, se exhibe que la totalidad de los accionistas de la empresa Enlaces Inteligentes pertenecen a la CTM, organización sindical con múltiples concesiones para operar el transporte urbano.

En la demanda se incluye un estudio hecho por economistas en base a proyecciones y cifras oficiales entregadas por el gobierno del Estado, bajo la cual los regiomontanos pagan un sobreprecio millonario por utilizar el servicio de transporte urbano.

 De acuerdo al documento, los usuarios pagan, según la ruta y el tipo de servicio de transporte, una tarifa mayor entre 66.66 y 47.36 por ciento.

 ¿Qué significa esto? De acuerdo al estudio desarrollado por economistas, Enlaces Inteligentes genera un sobreprecio con la tarifa de castigo, en promedio:

* Diario: 6.25 pesos por boleto en efectivo

* Día: 6 millones 484 mil 175 pesos

* Mes: 176 millones 369 mil 582 pesos

* Año: 2 mil 116 millones 434 mil 994 pesos

 La premisa se desprende del total de camiones en servicio, además de un dato que el propio estado ha repetido hasta el cansancio: la Tarjeta Feria sólo es utilizada por un 30 por ciento de los ciudadanos, lo que deja al 70 por ciento restante a merced de la llamada tarifa de castigo.

Se trata de un sobrecosto estratosférico, en el que nadie había reparado. Es, a todas luces, una especie de saqueo hormiga al bolsillo del usuario, que redunda en una ganancia de miles de millones de pesos para las empresas afiliadas a Enlaces Inteligentes.

FOTO: Archivo

LUIS GARCÍA