multimedios digital
1 de febrero de 2017 / 12:44 p.m.

MONTERREY.- El ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República contra quien resulte responsable por su presunta detención ilegal el jueves pasado.

“Nos pareció un atropello a mis derechos que el juez haya pasado por alto esta suspensión. He conducido de manera transparente mi defensa, he dado la cara y pretendo demostrarles que no soy culpable de ningún delito", dijo el ex mandatario en entrevista telefónica para Telediario Mediodía.

La madrugada del 26 de enero un juez de control le dictó prisión preventiva por 30 días, por lo que fue trasladado al penal del Topo Chico. Pero 19 horas después quedó en libertad tras la orden de una juez federal.

"Yo no debí haber pasado ningún minuto en el Penal del Topo Chico, nos parece muy sorprendente que el juez haya tomado esa medida y que haya revertido la decisión de un juez que hace cinco meses que resolvió que no había elementos para vincularnos por el delito de peculado y daño al patrimonio del estado".

Medina de la Cruz atribuyó dichas anomalías con una persecución política.

"Queremos que el juicio se lleve con transparencia, que no haya dados cargados para ningún lado y que no existan ningún tipo de manipulaciones que lo que hacen ver es más bien una persecución política".

Respecto al citatorio de la Subprocuraduría Anticorrupción a su esposa Gretta Salinas, el ex mandatario consideró injusto que la autoridad la involucre en el proceso.

"Le parece excesivo, sin embargo, tanto ella como yo somos respetuosos ante la autoridad", dijo. 

"Nosotros no vamos a emitir una opinión, simplemente cumpliremos con nuestra obligación y vamos a seguir de frente con nuestra defensa con la frente en alto y sabedores que no hemos cometido ninguna falta".