SYNDY GARCÍA
4 de marzo de 2016 / 06:42 p.m.

Monterrey.- Por ejercicio indebido de funciones y por encubrir nepotismo, la diputada del PRI, Alhinna Vargas Garza, presentó una denuncia en contra de la secretaria de Educación, Esthela Gutiérrez Garza.

A nombre del Grupo Legislativo del PRI, la legisladora entregó este viernes la demanda en el Centro de Orientación y Denuncia (CODE) ubicado en el sector San Jerónimo, en Monterrey.

"Acudo en este momento a poner una denuncia ante el agente del Ministerio Público, contra quien resulte responsable, principalmente por ejercicio indebido de funciones, específicamente por actos de nepotismo que se pudieran estar presentando en algunas dependencias del gobierno.

"Esta denuncia incluye información que los propios medios de comunicación han estado presentando, en donde se muestran ejemplos muy claros, y ya comprobados, de colaboradores muy cercanos a la secretaria de Educación, en donde sus colaboradores más cercanos han podido incluir en otros cargos importantes a familiares directos", explicó la legisladora priista.

Como parte de los casos denunciados se encuentra el de Julio César Puente Quintanilla, secretario particular de la titular de Educación, quien ya instalado en su puesto, logró integrar a su esposa Elsa Laura Reynoso como directora general de Evaluación.

A su vez, se denunció el caso de Jesús Osorio Calderón, director de la Oficina de la SEP, y quien a partir de enero integró a su hermano Héctor Osorio Calderón al área de recursos materiales.

En entrevista telefónica desde la Ciudad de México, el coordinador de la bancada del PRI, Marco Antonio González Valdez, respaldó la denuncia realizada contra la funcionaria Esthela Gutiérrez.

"Ella (Esthela Gutiérrez) la responsable de la Secretaría (de Educación), siendo ella la cabeza de la Secretaría no puede permitir nepotismo ni de ella ni de ningún subalterno, todo el nepotismo que está ocurriendo dentro de la Secretaría ella es la responsable, sea (familiar) directo o no directo".

Cuestionó además las declaraciones del gobernador Jaime Rodríguez, quien manifestó el respaldo hacia Gutiérrez e indicó que no incumplía la ley.

El diputado priista reiteró la posibilidad de realizar una reforma para evitar que los funcionarios de Nuevo León no den clases para poner atención a sus labores dentro de las dependencias estatales.