5 de marzo de 2014 / 06:11 p.m.

Monterrey.- Desde hace varios meses los habitantes de la colonia Providencia, en Escobedo, se quejan de la falta de vigilancia, y de otras deficiencias originadas por la negativa de la constructora de entregar el fraccionamiento al Municipio.

Los robos a casa-habitación han sido frecuentes, pues suman alrededor de 15 en lo que va del año.

"No tenemos luz, ya que la constructora no se ha venido a hacer responsable para entregar supuestamente al Municipio, que sí nos cobra el predial, pero que tampoco nos pone luz. Estamos atrás de un lote baldío", comentó la señora Blanca Rodríguez Barrón.

Este asentamiento, que consta de poco más de 200 viviendas, colinda con un amplio terreno baldío y la vía a Torreón, además de la calle Zaragoza y la colonia Bosques de Escobedo.

Los vecinos responsabilizan en parte a la constructora Tusa, pues no ha realizado los trámites para hacer la entrega oficial de la colonia al Municipio.

Ante la ola de robos advirtieron que planean cerrar la colonia, y le hicieron un llamado a la compañía que edificó.

"Que se haga responsable. Que venga aquí. No les estamos pidiendo dinero. Queremos cerrar la colonia. No les estamos pidiendo dinero, estamos aclarando.

"Nada más queremos que nos den permiso para bardear la colonia, para privatizarla y queremos que nos pongan la luz", refirió el ama de casa.

El más reciente saqueo a una vivienda de ese sector ocurrió la mañana del miércoles en la calle Margarita.

Juan Alberto de Anda fue a llevar a su esposa al trabajo y dejó solo su hogar por espacio de hora y media.

A su regreso se dio cuenta de que alguien había desprendido el protector de una ventana, para apoderarse de un aparato de videojuegos, un teléfono celular y otros objetos.

“Nos vamos, y luego ya para cuando regreso, a las 7:30, 8:00 de la mañana, encuentro así, en estas condiciones: el protector tirado, la ropa volteada al revés… o sea, todo”, explicó el joven padre de familia.

Dicha situación ha causado preocupación, malestar y desconcierto a los ciudadanos, por lo que solicitaron a las autoridades una mejor seguridad pública.

"Es preocupación, porque ya no podemos llegar a la casa tranquilos y encontrar bien nuestro hogar. Es mucha la gente que pasa aquí, más por las colonias aledañas, las colonias de aquí atrás", aseveró.

La mañana del miércoles se presentaron ante los quejosos varios policías municipales, quienes comenzaron a coordinarse con ellos para revertir la situación que se está presentando.

AGUSTÍN MARTÍNEZ