5 de mayo de 2014 / 02:25 a.m.

Aunque la Dirección de Ecología municipal recolectó algunas muestras para determinar el tipo de contaminante y la fuente del mismo, al momento no se ha revelado el resultado de los estudios.

General Terán.- Familias del Ejido las Anacuitas en el municipio de General Terán, denunciaron la situación que se vive en este sector desde hace al menos dos semanas cuando se descubrió que la presa que los abastece de agua para uso doméstico, pero principalmente para el riego se encuentra contaminada.

Durante la mañana del viernes, varios ejidatarios y personas que han resultado afectadas por los malos olores del agua contaminada, debido a la mortandad de peces y a la presencia de una sustancia extraña, se concentraron en el bordo de la presa manifestando su inquietud y preocupación.

Marcelo Castillo, habitante de las Anacuitas, reveló que hace algunos días se dispuso a regar su cosecha que consiste en espiga, y a la fecha, ésta aparentemente se perderá ante el efecto negativo que el agua provocó en el terreno, además revela que al consumirla mientras trabajaba en su propiedad sufrió una serie de malestares de los cuales aun no se recupera al 100 por ciento.

La situación parece ser grave en esta comunidad del municipio de General Terán, la queja es general entre familias de la zona ante el riesgo que persiste de que se pudiera desatar alguna enfermedad, ya que inclusive en los últimos días, algunos menores que se bañaron o acudieron a pescar a la presa sufrieron algunos síntomas de intoxicación y ronchas en la piel.

Aunque la Dirección de Ecología municipal recolectó algunas muestras para determinar el tipo de contaminante y la fuente del mismo, al momento no se ha revelado el resultado de los estudios.

Cabe resaltar que según los vecinos, la presa sufrió dicho efecto luego de que presuntamente en un rancho cercano donde se cosecha chile para una empresa de Allende se arrojaron químicos al arroyo que la abastece.

Ubaldo Reyna