19 de marzo de 2014 / 12:10 a.m.

Monterrey.- Dos hombres denunciaron a elementos de la Fuerza Civil de Nuevo León, ya que durante un accidente los bajaron a cada quien de su camioneta, aparentemente les "sembraron" cartuchos, los golpearon y tras ponerlos a disposición de las autoridades investigadoras, fueron absueltos de toda culpa.

El percance en el que participó Alan Guadalupe Gámez Quilantan, de 36 años, operador de vehículos pesados, sucedió el 12 de enero de este 2014 en Camino al Diente, detrás de lo que era el Parque Canoas, al sur de Monterrey, a eso de las 23:30 horas.

"Me quedé dormido y participé en el percance, pero ya no supe más, me bajaron, me esposaron, me golpearon y luego me enteré que traía cartuchos de pistola y nunca la he usado", expresó.

Negó que los de la Fuerza Civil lo fueran siguiendo, como dijeron en su declaración.

Pero detrás de él venía su compañero Raúl Cigarroa Sosa, de 39 años, quien era guardia de seguridad y se detuvo para auxiliarlo, pero también fue detenido.

"Me bajo de mi camioneta, tomo mi celular para hablar a una ambulancia y uno de la Fuerza Civil me dijo:: 'a quién le hablas cab…', me golpeó en la cara, me esposaron, me tiraron a la patrulla y un elemento comenzó a pisotearme", mencionó.

Acusaron al comandante Daniel Vizman Ayala López y a los policías Lucas Noel Padilla López y Mayra Judith Reyna Mata, de ser quienes les "sembraron" los cartuchos de una pistola calibre .9 milímetros.

Los llevaron a los patios de la Agencia Estatal de Investigaciones donde los siguieron golpeando, luego a la PGR por delitos federales pero hasta el lunes 13 cerca de las cinco y media de la tarde, es decir, casi 19 horas después.

Pero luego de un tiempo, el juez segundo de distrito los absolvió, aunque Cigarroa Sosa ya perdió su trabajo porque su patrón le comentó que era un delincuente.

El abogado defensor de ellos, Eduardo Reyes Torres, indicó que gracias a las pruebas, se decretó absolución de sus clientes al no haber elementos suficientes de culpabilidad, pero el daño estaba hecho y envió un mensaje al diputado local Francisco Cienfuegos, Presidente de la Comisión de Seguridad.

"Sabemos el buen trabajo que estás haciendo mi gran amigo Paco Cienfuegos, por la imagen de la nueva policía, pero no es justo que pos tres elementos se manche la corporación, ahí te encargo manito", dijo el litigante.

Por lo pronto, los dos hombres que decidieron dar la cara para que su nombre se limpie ante la sociedad, les devuelvan todas sus pertenencias que la autoridad se quedó con ellas y esperan que haya justicia en su caso pero sobre todo, que no encuentren represalias en su contra.

SANDRA GONZÁLEZ