30 de diciembre de 2014 / 03:58 p.m.

Monterrey.- Una familia de la colonia San Bernabé, en Monterrey, hizo una denuncia pública sobre un presunto abuso de autoridad por parte de policías de Fuerza Civil.

Mostrando lesiones en diferentes partes del cuerpo, la señora Magdalena Ruvalcaba, su esposo Francisco Arredondo y su hijo Daniel, contaron cómo ocurrieron los hechos la noche del viernes cuando se encontraban conviviendo afuera de su domicilio.

"Llegaron las granaderas. Mi hijo se levantó porque las vio y lo sacaron de  la casa a golpes, y les digo: ¿por qué lo sacan así? y dicen: se lo va a llevar la ... y se lo llevaron a la granadera y nos metimos nosotros para que no lo golpearan porque no les hicimos nada a eso y me subieron a la granadera del cabello y me dieron de golpes en el estómago", señaló la mujer.

Pero también se llevaron a su esposo e hijo.

"Ya estando en la demarcación nos llevaron al patio, nos decían de cosas y nos daban de patadas. Me aflojaron los dientes a mí".

Para salir, la señora Magdalena y su esposo pagaron mil 500 pesos cada uno; mientras que su hijo quedó en libertad al día siguiente.

Ahora quieren que los policías paguen por el presunto abuso que tuvieron hacia su persona y los gastos médicos.

"Es injusto como nos trataron porque yo soy un ama de casa y no estoy haciendo nada malo, por eso viene aquí ya puse denuncia pero no me hacen caso.

"Yo quiero que me paguen lo que he gastado y él no va a poder trabajar ahorita porque se acuesta y no se puede levantar, y de las costillas yo no voy a poder trabajar".

Contó que fueron alrededor de 10 policías los que acudieron al lugar, y los elementos que los agredieron iban en la unidad 1022.

Llegaron buscando a su hijo porque presuntamente había participado en una riña, situación que la madre de familia negó.

Ahora esperan que las autoridades no pasen por alto el presunto abuso, para que no se repita con otras familias.

FOTO Y TEXTO: MARILÚ OVIEDO