23 de enero de 2014 / 07:00 p.m.

San Nicolás.- Vecinos de la colonia Corral de Piedra, en San Nicolás de los Garza, mostraron su preocupación y coraje al saber del caso de un perro que el lunes fue brutalmente pateado por, al parecer, varios jóvenes y, ya moribundo, le hicieron estallar cohetes hasta que falleció.

Los restos fueron localizados el mediodía de ese día en una plaza de las calles Granito y Pedernal, en el mencionado barrio.

Lily Chávez, una de las vecinas, mencionó que se enteraron de la situación cuando varios pequeños señalaban algo en la plaza y era un perrito mutilado de su cabeza.

"Estamos muy preocupados por lo que pasó, es algo indignante, el perrito estaba mutilado de su cabeza, el cuerpo por un lado y la cabeza por el otro, según dicen fueron varios jóvenes pero esto fue el lunes quizás en la madrugada porque no hay un testigo que diga lo que pasó realmente", expresó.

Pero lo peor es que hace unas semanas se enteraron de dos casos más: un perro que fue colgado de un árbol y luego golpeado con un palo cual si fuera una piñata, ante la presencia de niños y un gato rociado con gasolina, aunque este último fue salvado.

"Son personas que disfrutan del dolor, pero es muy malo eso porque si eso hacen con un animalito, después lo harán con un niño o una persona, entonces tenemos que hacer algo al respecto ya con vecinos, como comunidad, porque parece que esto ya es el pan de cada día", mencionó.

Ahí sobre la plaza fueron localizados los restos de una correa con una argolla, así como pelos de un animal, además de residuos de lo que fueron juegos pirotécnicos conocidos como "palomas".

El secretario del Ayuntamiento de San Nicolás, Camilo Ramírez Puente, ofreció a los vecinos tomar "cartas en el asunto" para investigar y castigar a fondo a los presuntos responsables de estas acciones, por lo que pidió el apoyo del personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes indagan al culpable.

 Iram Oviedo