SYNDY GARCÍA
14 de junio de 2016 / 09:43 p.m.

Monterrey.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, fue denunciado por representantes del PAN y del PRI ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por sus declaraciones sobre adolescentes embarazadas y desaparecidas.

Ludivina Rodríguez, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, mencionó que el mandatario no puede referirse a las adolescentes embarazadas como niñas gordas a las que nadie quiere.

"Venimos a presentar una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos para que se proceda a llamarle la atención al ciudadano gobernador Jaime Rodríguez, ya que no estamos de acuerdo, estamos indignados sobre la manera en que se expresó el día de ayer en un evento que él tuvo, donde comenta que a las niñas gordas no se les quiere, asimismo como la palabra mayate, que no nos parece cómo la utilizó.

"Esto es una forma de discriminación, y nos sentimos muy indignados, molestos, por la forma en que él se dirige a los ciudadanos que merecen del respeto", dijo la legisladora priista.

Además, demandó a su vez respeto para todas las mujeres y hombres por igual.

En tanto, el diputado del PRI, Eugenio Montiel, pidió a la CEDH hacer una averiguación y solicitar una disculpa pública por el comentario que pudiera ser calificado como misógino.

Minutos más tarde, Mauro Guerra Villarreal, presidente del PAN en la entidad, acompañado de la diputada panista Laura Paula López, también presentaron otra denuncia en contra del gobernador Jaime Rodríguez por sus expresiones hacia las mujeres.

"Fue un comentario desatinado, creemos que en el marco en el que se da nos preocupa mucho porque parecería que el gobierno no piensa lo que está haciendo y no cuida lo que va a decir, y eso habla del gobierno que hemos tenido", dijo.

El líder panista en la entidad afirmó que le preocupa la atención de los derechos humanos tanto de las adolescentes embarazadas, así como las mujeres desaparecidas, ante las expresiones del mandatario estatal.

Laura Paula López, diputada del PAN, comentó por su parte que las expresiones del gobernador son una vergüenza, por lo que demandó a la CEDH sancionarlas.

"En cada declaración que hace son ocurrencias, y esta forma trivial de hablar demuestra cada vez la misoginia con la que piensa y ese machismo con el que está gobernando lamentablemente un estado como Nuevo León", expuso.