FRANCISCO ZUÑIGA
29 de agosto de 2016 / 05:24 p.m.

ESCOBEDO.- Debido a la falta de aulas y pupitres en la Escuela Primaria General Federico Villarreal Villarreal, en Escobedo, madres de familia denunciaron el día de hoy que los niños de dicha institución estudian en el suelo.

A falta de estas pertenencias existen alrededor de 72 niños por salón, lo que obliga a maestros a tenerlos amontonados.

Todo esto molestó a las madres de familia, que decidieron realizar una protesta.

Tras seis años de haberse fundado la institución en la colonia Praderas de San Francisco, los niños aumentaron considerablemente y la escuela no creció nada.

Debido al sobrecupo, la Secretaría de Educación decidió recortar los horarios a algunos grupos de primer año: de 8 a 11 horas, el primero, y de 11 a 12.30 horas el otro, dejándolos solo una hora y media de clases.

El director les comentó a las madres de familia que se habían pedido aulas, pero no llegaron, y es por eso que se vio obligado a tener grupos de 72 alumnos en un solo salón.

Pero no es el único problema, pues existe una escuela cercana, la Escuela Primaria Benita Reyes Cantú, que vive una situación similar.

La otra opción es en el ejido San Miguel, que les queda demasiado lejos.

Ante el conflicto se presentaron en la escuela los representantes de la región, que anunciaron que en dos semanas tendrían aulas móviles y prometieron buscar una solución para que los niños puedan estudiar dignamente.