29 de abril de 2014 / 12:49 p.m.

Monterrey.- En la memoria colectiva quedó marcada la mañana del 18 de abril del 2011. Ese día, Nuevo León amaneció con la noticia de un tiroteo en la avenida Lázaro Cárdenas, un hombre quedó sin vida a bordo de su camioneta.

Días después se supo que la víctima, Otilio Cantú, fue asesinado por error, militares adscritos a Seguridad Pública del Estado lo confundieron y, para tapar el hecho, le sembraron un arma.

El suceso, lamentable, sirvió en su momento para cuestionar el trabajo castrense en las corporaciones civiles.

A 3 años de distancia, organismos como Ciudadanos en Apoyo de los Derechos Humanos (Cadhac) mantiene la postura de que los integrantes del Ejército Mexicano están preparados para otro tipo de labores.

El área de recepción de quejas de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos reveló a Telediario cifras en este sentido:

Cifras de la SEDENA

AÑO QUEJAS2009 57 quejas2010 65 quejas2011 67 quejas2012 48 quejas2013 10 quejas2014 4 quejas

En el municipio de Monterrey

AÑO QUEJAS2009 97 quejas2010 30 quejas2011 18 quejas2012 12 quejas2013 11 quejas2014 2 quejas

Cifras de Seguridad Pública del Estado

AÑO QUEJAS2009 72 quejas2010 31 quejas2011 27 quejas2012 37 quejas2013 25 quejas2014 11 quejas

En el municipio de Escobedo2009 23 quejas2010 7 quejas2011 7 quejas2012 6 quejas2013 6 quejas2014 1 queja

Derechos Humanos considera que estos números son resultado de la capacitación a la que se han sometido los cuerpos de seguridad.

A pesar de ello, Cadhac estima que una tercera parte de las desapariciones forzadas en la entidad recaen en autoridades policiacas.

Las instancias oficiales advierten que las reformas constitucionales en derechos humanos han provocado un cambio positivo en los cuerpos de seguridad, incluidos los militares.

Luis García