FRANCISCO ZÚÑIGA
19 de abril de 2016 / 11:09 a.m.

Monterrey.- El asalto que sufrieron trabajadores y derechohabientes de la Clínica 28 del Instituto Mexicano del Seguro Social hace necesario que se refuercen las medidas de seguridad en todos los edificios donde se consultan, y se aumente el número de guardias, consideraron varios usuarios de las clínicas y hospitales.

En un recorrido por varias dependencias del IMSS, los pacientes y familiares mostraron su preocupación por el atraco que ocurrió este lunes, pues podría repetirse.

"La seguridad se ve en calma, se ve bien, pero pues en cualquier momento, nunca sabes verdad, te vaya a suceder algo. Se suponía que la inseguridad no existía, pero parece ser que vuelve otra vez", comentó la señora Rosalinda Gutiérrez.

En la mayoría de las clínicas y hospitales hay guardias a la entrada, pero generalmente para controlar el flujo de visitantes o de pacientes, y apoyar en algún problema, pero no era frecuente problemas de inseguridad como el ocurrido este lunes.

Habrá que reforzar, dicen algunos derechohabientes, porque muchas de las personas que llegan, son adultos mayores.

Sin embargo, el hecho delictivo no cambió nada en el Seguro Social, donde la gente siguió llegando, y los guardias mantuvieron la misma rutina, aparentemente, consideraron los visitantes, que manifestaron no ver algún refuerzo en la seguridad.

Los derechohabientes señalaron que también la Policía debería hacer recorridos más frecuentes a la hora en que mucha gente llega a consulta o a exámenes, pues generalmente llegan tan temprano que aún no amanece, sobre todo con este horario de verano.